Éxito de participación en la procesión del Domingo de Ramos, 33 años después de su desaparición

Tras muchos años de intentarlo, la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz ha podido por fin sacar la procesión de la Entrada de Jesús en Jerusalén, la procesión del Domingo de Ramos, que dejó de celebrarse hace 33 años y que se echaba en falta en la Semana Santa Oscense. Este domingo, tras la bendición de los ramos, a las 11 y media de mañana en la plaza de la Catedral, partía la procesión organizada por la Cofradía de San José y Santa Ana. ha estado presidida por el Obispo de Huesca, Julián Ruiz.

Los responsables de la Archicofradía se han mostrado muy satisfechos de poder recuperar esta procesión, que era muy querida por los oscenses.

En esta procesión han participado la cofradía titular y representantes de todas las cofradías, así como los fieles que lo deseen. A su término, se celebraba la Eucaristía en la Catedral, presidida por el Obispo.

La procesión ha seguido el mismo itinerario que la del Corpus Chisti: Salida de la Catedral, calle Santiago, Pedro IV, Plaza de Lizana, Coso Alto, calle Moya, plaza López Allué, travesía Cortés, plaza de San Pedro, calle San Salvador y calle Las Cortes, para finalizar de nuevo en la Catedral.

Tras la lectura del Pregón de la Semana Santa, por parte de Antonio Cosculluela, presidente de la Diputación Provincial de Huesca, el pasado viernes, éste es uno de los primeros actos de la Semana Santa de Huesca. Además, este domingo, en la iglesia de Santo Domingo y San Martín, se iniciaba el Solemne Triduo al Santo Cristo del Perdón. El Domingo de Ramos, Lunes Santo y Martes Santo, a las 8 de la tarde, se celebrará la Santa Misa, con homilía oficiada por el sacerdote Wilson Ascensio, párroco de Siétamo, Bandaliés, Castejón de Arbaniés, Ayera, Loporzano y Arbaniés. El domingo, además, tras la misa, se celebrará un concierto de Música Sacra a cargo de la Coral Oscense.

Comentarios