“Bastaras, pueblo abierto 24 horas” es la última acción de los Ecologistas

Activistas de Ecologistas en Acción han procedido a cambiar los carteles que prohibían ilegalmente el paso al pueblo de Bastaras, por otros invitando a su visita. Así “Bastaras, abierto las 24 horas” y “Bienvenid@s a Bastaras” han sido algunos de los lemas elegidos. La organización considera que el Gobierno de Aragón debe forzar a la empresa a abrir el monte público y recuperar el camino Real.

La acción, que ha continuado pese a  la presencia de vigilantes de la empresa que han intentado impedirla, ha consistido en borrar los originales y pintar encima los nuevos lemas. Ecologistas en Acción consideran que después de varios meses de su anuncio, el Gobierno de Aragón sigue sin acabar de abrir el monte público las Foces de Rodellar. Aseguran que ninguna administración esta actuando para recuperar el camino Real y que la Confederación Hidrográfica del Ebro ya permitió hace años que se ocuparan y vallaran los cauces de varios barrancos, con total impunidad. A la propia localidad de Bastaras se viene impidiendo su visita.

Ecologistas en Acción ya se había dirigido previamente a las administraciones con competencias en esta material para pedir la retirada de dichos carteles, avisando de que la empresa FIMBAS estaba prohibiendo con ellos el paso a una localidad, cuyas calles, fuente, Iglesia y otros espacios son “claramente públicos”, aseguran. Igualmente se había solicitado, como ocurre en el resto de localidades de la Comunidad autónoma de Aragón que se procediera a la instalación de un cartel con información sobre dicha localidad.

La organización ecologista añade que la empresa propietaria, FIMBAS S.A, también invitaba (a través de sus guardas) a abandonar el pueblo a varios turistas de la zona.

Ecologistas en Acción considera que la localidad de Bastaras, aparte de la visita normalizada como a cualquier otra localidad del entorno, tiene unos valores culturales y arquitectónicos muy representativos del Somontano de la Sierra de Guara y en conjunto un interés de gran belleza que debería llevar al fomento de las visitas. Por el contrario, se colocan carteles que prohíben la entrada, con “total connivencia con las administraciones que vienen permitiendo este hecho.”

La propia organización informa de que los activistas que han participado en la acción, a pesar de no existir denuncia, han sido buscados por un número importante de efectivos de la Guardia Civil, llegando a ser interceptados e identificados por cinco de ellos en el pueblo de Abiego.

Comentarios