Temporada complicada pero con el objetivo cumplido para el Peñas

Lérida Peñas Baloncesto 10/11

Vaya año ha vivido el C.B. Peñas que tuvo que esperar a la última jornada liguera para lograr la salvación en la liga LEB-Oro. Después de varios días de descanso toca empezar a planificar la próxima temporada tras un año duro y complicado marcado por las lesiones y los cambios de jugadores, hasta 16 pasaban esta temporada por las filas verdiblancas.

No tuvo suerte la entidad peñista con los jugadores norteamericanos, sobre todo en el puesto de pívot, que tenía que ser precisamente uno de los puntales del equipo. El primero en llegar fue George Leach, por problemas en su rodilla no pudo ni debutar. También empezó la temporada Greene, que no pasó el periodo de prueba.

Se fichó posteriormente a Withers, con la sorpresa de que el jugador, comprometido con los oscenses, había firmado también con Melilla, con quien llegó a jugar en el Palacio de los Deportes, la FIBA le sancionaba con un año sin jugar en Europa.

Para cubrir su hueco, llegaba Quentin Smith, todo un profesional que llegó tocado de salud tras su periplo en Sudamérica. Ayudo mucho al equipo en uno de los momentos más dulces del equipo en la temporada. Se tuvo que marchar por los problemas físicos.

Los problemas siguieron para los de Navarro con la lesión de Stevie Johnson y de Jeff Bonds. Llegaron entonces Brandon Polk, que también se lesionó, y Howard Brown, que se quedó hasta el final de temporada, Thomas Laerke se tuvo que ir para ajustar la plantilla. Para sustituir a Smith se contrató a Zach Atkinson, que pasó con más pena que gloria por la plantilla peñista.

Se consiguió por fin acertar con el pívot con la contratación de Guillaume Yango para la recta final de la temporada, pero la mala suerte se volvía a cebar con el equipo oscense y el francés se lesionaba. Por lo menos pudo estar en los últimos partidos de la liga para echar una mano al conjunto oscense.

Después de una temporada muy larga, en la última jornada se logró ganar en Lérida, de manera abultada, metiendo más de 100 puntos. Se descargaban allí todas las tensiones de una temporada complicada en la que se ha sufrido mucho en la vuelta a la élite del baloncesto español, una temporada que ha servido para aprender en muchos aspectos y en la que el objetivo se cumplía con creces, a pesar de ser en el último día.

Comentarios