Aumentan las visitas a Montañana, desde la apertura de su oficina de turismo

En el extremo más nororiental de la comarca de la Ribagorza, se encuentra el valle Noguera Ribagorzana, que cuenta, entre sus poblaciones más bellas, con el núcleo medieval de Montañana, que, estos días, recibe la visita, principalmente, de turistas aragoneses, catalanes y franceses interesados por el paisaje, la cultura o la historia de este Conjunto Histórico Artístico. Con la apertura, desde hace un año, de la oficina de turismo, este núcleo ha visto, como cada mes, se duplica el número de turistas que la visitan.

Por la oficina de turismo que, en estas fechas, lleva un horario intensivo, puesto que el goteo de turistas es constante, pasan tanto familias como grupos de jóvenes o, incluso, un turismo más especializado en patrimonio.

A los visitantes se les ofrece la posibilidad de realizar una visita guiada que suele durar, unas dos horas, y que parte del puente gótico, cruza el barranco de San Juan, y comienzan a verse elementos del conjunto histórico y otros como los restos del castillo para llevar al turista a la época más esplendorosa de Montañana.

Turistas y visitantes llegan, a este núcleo, atraídos, en este último año, por la apertura de la oficina de turismo y la posibilidad de realizar un recorrido guiado aunque también funciona el “boca a boca” y, por supuesto, la presencia en las redes sociales.

Estos días se viven con optimismo, puesto que, cada mes, desde la puesta en marcha del punto de información, se están triplicando las visitas que, entre otras cosas, pueden conocer, los trabajos de recuperación y rehabilitación, que, desde hace 13 años, se llevan a cabo en Montañana.

Además, de conocer el casco histórico, otra propuesta, para llevar a la práctica estos días, son rutas circulares, algunas de las cuales ya están consolidadas como la que recorre el núcleo por el Mirador de la Torre de las Heras o la que, salvando el barranco de San Miguel, lleva hasta un conocido y popular roble.

Comentarios