Aragón y Cataluña conversan para solucionar el conflicto de los bienes

Museo Diocesano Barbastro arte

El abogado del obispado de Lérida en el litigio del arte sacro, Javier Gonzalo, ha asegurado que políticos de Aragón y Cataluña mantienen conversaciones para encontrar una solución definitiva al conflicto, en el que el obispado de Barbastro reclama al de Lérida piezas de arte de las iglesias altoaragonesas.

Según el letrado, el anuncio que hacía el abogado Jorge Español, en representación de los ayuntamientos de Peralta de Alcofea, Berbegal y Villanueva de Sijena, de presentar denuncias canónicas contra el Obispo de Lérida, Joan Piris, sólo complica la solución.

"La actitud de Español no es sino poner palos en las ruedas en las conversaciones que están llevando a cabo los políticos de Aragón y Cataluña para encontrar una solución definitiva", ha afirmado.

Gonzalo ha hecho estas declaraciones un día después de que Español anunciara las denuncias canónicas de los ayuntamientos que reclaman el frontal de Berbegal, la pieza más sobresaliente del Museo de Lérida, y de la tabla de San Pedro y Crucifixión de Peralta de Alcofea.

Estas piezas no forman parte de las que reclama el Obispado de Barbastro al de Lérida, sino que son reclamadas por los ayuntamientos oscenses.

Sobre los procesos anteriores abiertos por Español, ha afirmado que "hasta ahora han acabado inadmitidos en el archivo, sin siquiera considerar los jueces que mereciera la pena abrir diligencias". "Si es cierto que las va a presentar en Roma, sin duda correrán el mismo camino" ha apuntado Gonzalo.

Para el letrado de Piris, Español debería saber "que resultan muy graves, ante la Iglesia y antes los jueces de la sociedad, los ataques que de manera infundada está desatando contra el Obispo Joan Piris".

Ha insistido en que las obras, que están en Lérida, están perfectamente documentadas desde la época del Obispo Meseguer (1890-1905), y que proceden de parroquias del Obispado de Huesca, segregadas en 1956 del Obispado de Lérida para sumarse al de Huesca.

También ha apuntado que, en el momento de producirse la segregación, no se hizo petición ni manifestación alguna al respecto, y que una eventual acción por parte de los alcaldes oscenses será la primera que se plantee a los 55 años de la segregación.

Comentarios