Cáritas presenta los contenedores para recogida de ropa

Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón firmaba este miércoles un convenio de colaboración con la Asociación de inserción socio-laboral Troballes y la Cooperativa Ropa Amiga. El objetivo de este acuerdo es facilitar la donación de ropa y complementos respetando el medio ambiente, al tiempo que se crean oportunidades de trabajo para personas en riesgo de exclusión.

El convenio establece la ubicación de contenedores en los que todo el mundo pueda depositar la ropa, el calzado o complementos que ya no utilice. Según destacaba el director de Cáritas, Valentín Ledesma, de esta manera, se podrá conseguir más textil, ya que parte de la ropa que antes acababa en la basura ordinaria, ya fuera por pereza o comodidad, se podrá reciclar.

Se ha realizado un primer contacto con los ayuntamientos y su respuesta ha sido muy positiva, valorando la mejora medioambiental que esta iniciativa supone. Está previsto que los contenedores se coloquen del 2 al 7 de mayo. El primer lugar en el que se ubicarán será Fraga, y se espera que en Monzón se instalen entre seis y siete de estos depósitos de textil.

Actualmente existen diez puestos de trabajo vinculados al reciclaje textil en la Diócesis de Barbastro-Monzón, ocho de ellos de inserción. Se prevé que con esta iniciativa se generen más puestos de trabajo, ya que el volumen de ropa recogida será mayor, por lo que habrá una mayor selección, se deberá crear una ruta de recogida de contenedores…

El Presidente de la Asociación Troballes, Albert Puchol, explicaba el trabajo que llevan realizando desde hace 11 años desde su organización, planteado como un proceso que hiciera viable la reutilización de la ropa, y que no se limitara simplemente a darla a los necesitados, sino que pudiera tener más salidas. Del mismo modo, destacaba que empezaron obteniendo 80 toneladas de ropa al año y ahora suelen generar unas 600. No obstante, también resaltaba que últimamente se nota la mala situación económica que asola al país, ya que la gente la utiliza durante más tiempo y es de peor calidad porque está más usada.

Con la firma de este convenio, Cáritas se compromete a recoger la ropa y hacer una primera selección para la tienda y los transeúntes. El resto, que equivale aproximadamente al 75% del material recolectado, se destinará a Troballes, que buscará alternativas para la reutilización de esta ropa.

Comentarios