“Al final del Congosto: la libertad”. Ya luce en Castejón de Sos

Aunque las obras de mejora que se están realizando en el tramo Congosto de Ventamillo-Castejón de Sos, en la N-260, todavía no están completamente terminadas, la entrada a la población ya luce una escultura del artista aragonés Santiago Arranz.

Formada por alas superpuestas, una sobre otra, simboliza el movimiento y el viaje del pasado al futuro. La luz que se abre paso a través de un eje central representa el estrechamiento del Congosto del Ventamillo.

Según explicaba el autor, la obra denominada “al final del Congosto la libertad” es un guiño a los aspectos positivos de la vida, a la conquista de la libertad, peldaño a peldaño, durante tantos años de aislamiento geográfico. Y al vuelo, actividad muy practicada en la zona.

La escultura, que tiene una altura de algo más de seis metros y ha sido construida en acero corten (un tipo de acero realizado con una composición química que hace que su oxidación tenga unas características particulares que protegen la pieza realizada con este material frente a la corrosión atmosférica sin perder prácticamente sus características mecánicas, y que con el tiempo adquiere color chocolate). La iluminación nocturna desmaterializa la masa y permite ver una pieza diferente a la que se aprecia durante el día, dando una lectura completamente diferente de la obra de Arranz.

La maqueta y el ajuste de las medidas al entorno geográfico es la tarea en la que más tiempo ha invertido Santiago Arranz desde que le encargaran la realización de la obra.

El simbolismo es la marca que caracteriza la obra de Santiago Arranz, presente también en esta escultura con una altura de 7,5 y 2,40m de anchura y un espesor de un metro.

Santiago Arranz, pintor y escultor, natural de Sabiñánigo, pasa largas temporadas trabajando en su estudio de Castejón de Sos, localidad a la que está muy vinculado. Durante los dos últimos años ha estado trabajando en esta pieza y en otras obras que prepara para una muestra en la Lonja de Zaragoza el próximo mes de octubre.

Comentarios