Almunia de San Juan vivía con intensidad su Mercado Medieval

Pendientes del tiempo, Almunia de San Juan celebraba el domingo su tradicional Mercado Medieval, al que acudía numerosos visitantes procedentes, sobre todo, de Monzón. La lluvia aparecía al final de la tarde.

A lo largo de las calles de Almunia de San Juan se extendían 25 puestos que iban desde la artesanía hasta los masajes. Según explicaba el alcalde de Almunia de San Juan, José Ángel Soláns, el Mercado se ha convertido en una cita muy esperada tanto por los almunienses como por sus visitantes.

Almunia mercado Soláns

Las actividades se iniciaban pasadas a las 10.30 de la mañana con animación musical a la que seguían un pasacalles, el campamento medieval, el camino del Sisebuto, o cuentos medievales. La mañana terminará con escenas de combate y el prisionero sin celda.

Ya por la tarde, las actividades comenzaban a partir de las 16:30, de nuevo con la animación musical, y finalizaban con el duelo de caballeros. El mítico tiro con arco, que tanto gusta a los pequeños, no podía faltar en esta edición del mercado medieval, y se realizará en una doble sesión.

Asimismo, durante todo el día se realizaba diversos talleres abiertos a todo el mundo, como el de construcción de malabares, el de heráldica, el de juguetería o el de cestería, que es una de las novedades de este año.

Una de las actividades que más interés despierta entre los visitantes es la exhibición de aves rapaces, reptiles o mamíferos, que también estaba presente durante toda la jornada, así como la exposición y venta de productos artesanos. Finalmente, el broche a este día festivo lo ponía el concierto Sacro de Semana Santa, que llega a las ocho de la tarde a la Iglesia de San Pedro de la mano de la Coral Montisonense.

Tras el Mercado Medieval, Almunia de San Juan celebra el Lunes de Pascua su romería a la ermita de la Virgen de la Piedad.

Comentarios