Finaliza la temporada de esquí

Formigal, vista general, pistas, nieve

Las estaciones de esquí del Pirineo aragonés despiden una temporada de esquí, calificada como “larga, irregular, extraña, difícil ó aceptable”. Este fin de semana finalizaban la temporada Astún, Formigal y Cerler y este lunes lo hará Candanchú. La Semana Santa, debido a las fechas tardías, la lluvia y las altas temperaturas, ha sido “floja” en las estaciones de esquí. La temporada se rompió con el "verano" de los primeros días de abril y ha sido muy complicado llegar en buenas condiciones y con ambiente invernal a esta semana. A falta de datos oficiales, la temporada se va a cerrar con un ligero aumento de esquiadores en el conjunto del sector aragonés.

La temporada ha sido calificada "irregular, extraña ó difícil" debido, principalmente, a las tempranas y abundantes nevadas que se produjeron en noviembre, el ascenso posterior de las temperaturas y las lluvias del Puente de la Inmaculada, nuevas nevadas, temperaturas altas...y continuos cambios. Han sido positivos algunos fines de semana donde el sol y la calidad de nieve permitieron batir records en algunas estaciones.

Octavio Salanova, director de Astún, ha calificado de “normal” la temporada, ya que el puente de la Constitución y la Semana Santa no han sido buenos. El resto de la temporada ha sido “excelente”, por lo que están contentos en la estación de Astún.

Por su parte, Eduardo Roldán, director de Candanchú, ha indicado que la temporada ha sido “difícil”, porque ha habido poca nieve y el clima ha sido difícil, con altas temperaturas.

Pascual Pérez, director de montaña de Aramon Formigal, ha indicado que la temporada ha sido “excelente” hasta el 20 de marzo, a pesar de algunos momentos de temperaturas altas y lluvias. A partir de esa fecha, la primavera avanzada ha provocado que la recta final de la temporada haya sido floja.

La estación de Aramon Panticosa finalizaba la temporada a principios de abril. Durante la Semana Santa ha abierto sus instalaciones para uso turístico. Su responsable de comunicación, Jesús Agustín, ha indicado que la temporada ha sido larga y en líneas generales, “buena”.

También desde la estación de Aramon Cerler han señalado que la temporada ha sido larga, con adversas condiciones meteorológicas en algunos momentos importantes, pero en líneas generales no ha sido una mala temporada.

A falta de datos oficiales, la temporada se va a cerrar con un ligero aumento de esquiadores en el conjunto del sector aragonés. El año pasado fueron en torno al 1,8 millones de usos.

Comentarios