Más de 2.000 personas han visitado el Centro de Interpretación del Canal de Aragón y Cataluña durante su primer año

Este viernes se cumplía el primer aniversario del Centro Temático del Canal de Aragón y Cataluña – Legado de Costa (CTC). Un año después, el Ayuntamiento de Monzón se muestra muy satisfecho con el número de visitantes al Centro.

Según los datos facilitados por Fernando Heras, alcalde de Monzón y concejal de Turismo, más de 2.000 personas han visitado durante este primer año el Centro. Solo en marzo de este año -últimos datos obtenidos- lo hacían 375 personas. En cuanto al perfil del visitante, la mayoría son escolares que acuden mediante las visitas guiadas de los colegios, así como personas mayores que tratan de recordar cómo era la vida cuando ellos eran niños.

En el caso de los colegios, la oferta (gestionada desde el departamento de turismo) se ha mandado a todos los centros escolares de Aragón. Desde el ayuntamiento, consideran muy importante el hecho de crear una conciencia de aprendizaje a través de visitas a museos o centros de interpretación para lograr una labor formativa en los más pequeños.

Por otro lado, Heras destacaba que estas cifras son bastante similares a las del Centro de Interpretación de la Pinzana, y recordaba que hace aproximadamente cinco años “no había lugares de interés que crearan una infraestructura museística que hiciera más atractiva a la ciudad de cara a las visitas de gente de fuera”. Por ello, se mostraba muy satisfecho, ya que, según considera, “se trata de ir creando reclamos para que la gente venga a visitarnos”.

El Centro de Interpretación del Canal de Aragón y Cataluña ocupa una casa de la calle Blas Sorribas de Monzón comprada y restaurada por el Ayuntamiento. Ésta se divide en dos espacios “conexionados” por el agua, Costa y el campo: las dos primeras plantas acogen los objetos, documentos y fotografías relacionados con la construcción del Canal.

Por otro lado, en la planta superior y la buhardilla hay una selección de las piezas de la vida cotidiana de los agricultores del pasado siglo donadas por Josefina Jiménez, vecina de Monzón.

La inversión global superaba el millón de euros, de los que 300.000 los aportaba la Diputación Provincial de Huesca.

Comentarios