Los ríos de Huesca, a tope de caudal

Congosto Devotas, río Cinca, Aínsa Bielsa

Los ríos de la provincia de Huesca están bajando estos días a tope de caudal, como consecuencia del deshielo en el Pirineo y del descenso del agua que se acumulaba durante el otoño y el invierno en las laderas de los montes. Los principales embalses se encuentran prácticamente llenos y, de hecho, se están soltando sobrantes de agua. En el caso de Riegos del Alto Aragón, se ha vertido un total de 170 hectómetros cúbicos.

Mariano Mérida, del colectivo VoluntaRíos, dice que ahora es cuando más caudal llevan los ríos, no sólo por el deshielo de la nieve del Pirineo sino porque, además, está bajando el agua que se acumulaba meses atrás en las laderas de los montes (que actúan como esponjas en los distintos temporales de lluvia).

En estos momentos hay en los embalses 65 hectómetros cúbicos de agua más que hace un año; por el contrario, hay menos nieve en el Pirineo. En una temporada normal ahora debería haber casi 500 hectómetros cúbicos de agua en forma de nieve (en la suma de las cuencas Gállego, Ara y Cinca); sin embargo, hay un total de 230 hectómetros.

Francisco Orús, vicepresidente de Riegos del Alto Aragón, dice que el año pasado se produjo un deshielo de libro, es decir, la nieve fue bajando lentamente, con capacidad para maniobrar en los embalses y en los sistemas de riego. Este año el agua baja de forma rápida y antes de hora.

El embalse de Vadiello cuenta con 14 hectómetros cúbicos, por lo que está al 87 por ciento de su capacidad total de almacenamiento; La Sotonera está al 93%; El Grado, al 96%; Mediano, al 88%; y Barasona, al 92%.

Comentarios