Se flexibiliza la ordenanza para las terrazas de fumadores

Alfonso el Batallador terraza velador

La Comisión de Desarrollo, en sesión extraordinaria celebrada este martes, dictaminaba favorablemente la propuesta de modificación de la ordenanza municipal reguladora de la instalación de terrazas y veladores en terrenos de uso público para el ejercicio de la actividad de hostelería. Se trata de hacer más flexibles las normas de cerramientos, haciendo posible las paredes móviles. Esta modificación fue una demanda de los hosteleros tras la ley antitabaco.

Tras la puesta en marcha de la ley antitabaco los bares se han apuntado a las terrazas de invierno y desde enero tenemos veladores fuera de los establecimientos, algo impensable otros años. Para resguardarse del frío muchos de ellos habían solicitado espacios semicerrados compatibles con la ley. Por estas peticiones de los hosteleros el Ayuntamiento ha hecho más flexible esta ordenanza de terrazas.

Hasta la fecha, los cerramientos de veladores permitidos por la ordenanza debían realizarse en base a estructuras rígidas. La propuesta dictaminada consiste en el añadido de un nuevo apartado, dentro del artículo 6 de dicha ordenanza, por la que se permite que las protecciones laterales de la instalación no sean rígidas y puedan serlo de material textil, a modo de estor o cortina.

La condición inexcusable para estas instalaciones es que una vez concluida la actividad de velador, determinada por los horarios de apertura y cierre de los establecimientos, este tipo de cerramientos deberán retirarse y recogerse junto con el resto de mobiliario y en ningún caso constituirán obstáculo para los viandantes y la seguridad en general.

La ordenanza también habla de los materiales a emplear para este tipo de cerramientos, que deberán ser estéticamente acordes con el entorno, sin destacar del mismo, prohibiendo expresamente los colores estridentes, puros y el color blanco. Una vez dictaminada favorablemente por la Comisión de Desarrollo, prosiguiendo con los trámites previstos para la modificación de las ordenanzas municipales, la propuesta pasará al próximo pleno municipal para su aprobación.

Con la nueva ley antitabaco, los fumadores van a la calle, pero al menos, pasarán menos frío en invierno.

Comentarios