La soprano montisonense MªEugenia Boix inmersa en un año cargado de proyectos profesionales

La soprano montisonense Mª Eugenia Boix no tiene tiempo para aburrirse y es que enlaza un trabajo con otro. Acaba de ofrecer dos conciertos homenaje a Labordeta en Zaragoza y de presentar, junto a sus compañeros, el CD “Monzón Clásico”. Ahora la joven montisonense trabaja en sus próximos proyectos, al tiempo que los compagina con sus estudios de un máster especializado en música de cámara en Ginebra.

El pasado 23 y 24 de abril, Mª Eugenia participaba en un homenaje del mundo clásico a José Antonio Labordeta, en el que doce compositores aragoneses habían hecho arreglos sinfónicos vocales de algunas de las canciones más representativas del cantautor aragonés. Mariano Valdezate acompañó a María Eugenia en la interpretación de cuatro canciones, y otras cuatro, las cantó ella sola.

La joven soprano cuenta que fue un acto muy emotivo, ya que entre el público se encontraban familiares de Labordeta, como su viuda, y todos terminaron de pie, emocionados y cantando las canciones. Según contaba Mª Eugenia, tuvieron que cantar 3 bises, y una vez finalizado el acto, dejaron en el aire la posibilidad de llevar este espectáculo a otras ciudades. Asimismo, durante los dos días se grabó un disco en directo.

No es éste el único disco que Mª Eugenia ha grabado en los últimos días, ya que el pasado 17 de abril, se presentaba “Monzón Clásico” en el Auditorio San Francisco, un cd en el que han participado los mejores músicos surgidos del Conservatorio Profesional “Miguel Fleta” de la capital mediocinqueña, y del que la joven habla con un gran cariño.

Por otro lado, la soprano desempeñará en junio el papel de “Frasquita” en la ópera Carmen, que se realizará en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, lo que le obliga a quedarse una temporada por aquí para estudiar y prepararse bien la obra. Para ella es todo un reto, ya que está rodeada de gente de renombre dentro del mundo del lírico. Y si esto fuera poco, tiene otro proyecto entre manos: la producción de la Flauta Mágica en la que interpreta el personaje de “Pamina”, un papel con el que siempre había soñado. Será en el mes de Noviembre en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Antes de subirse al escenario de la mano de “Pamina”, Mª Eugenia se desplazará hasta Peralta de la Sal para dar clases en el curso de verano de Ensemble XXI, algo que le hace muchísima ilusión ya que ella ha sido alumna durante muchos años de estos cursos. Además, la soprano está cursando un Máster especializado en música de cámara en el Conservatorio Superior de Música de Ginebra, junto a la pianista Irene Alfageme, que es la compañera con la que va a dar el curso en Peralta. Se trata de un Master que realiza mediante encuentros mensuales, lo que permite compaginar la formación con la actividad profesional, algo que considera importante, y espera seguir haciendo mientras pueda.

Al preguntarle cómo se organiza, Mª Eugenia asegura no separarse nunca de su agenda, lo que le permite no olvidar ninguno de sus compromisos y afirma que la base de todo está en la organización. Finalmente, la soprano disfruta con su trabajo y afirma que cuando las cosas se hacen porque uno quiere, se hacen con dedicación y salen solas.

Comentarios