Los dermatólogos recomiendan proteger la cabeza, especialmente con alopecia, del sol

Facultativos del servicio de Dermatología del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza recomiendan a los ciudadanos protegerse la cabeza del sol para evitar lesiones dermatológicas. Éstas primero son precancerosas pero pueden convertirse posteriormente en tumorales. Este consejo está especialmente indicado para los hombres calvos o con poco cabello. Se apunta el sombrero como herramienta ideal para esta protección.

Se hace uso de cremas protectoras pero esta práctica no está suficientemente generalizada para los hombres. Además, suelen utilizarse adecuadamente las cremas para las zonas de cara, escote, hombros y espalda, pero no tanto de la cabeza, por lo que es aconsejable completar el uso de filtros solares con el de un sombrero o gorro. La aplicación de estas medidas no solo debe realizarse en salidas al campo o a la playa, sino también en los desplazamientos diarios en la ciudad, durante las horas de sol.

En las lesiones dermatológicas en la cabeza (producidas por los efectos de los rayos solares) se encuentran los llamados lentigos solares, que son manchas de color café con leche sin más trascendencia que la estética, o queratosis actínicas, lesiones costrosas que aparecen sobre la piel, consideradas pre-cancerosas y sobre las que hay que prestar atención médica para evitar que evolucionen a cuadros de peor pronóstico.

Llama la atención que muchos pacientes, sobre todo varones, son reacios a utilizar el sombrero como medida protectora a pesar de la insistencia que hacen los profesionales, dado que el sombrero con ala no solo protege la cabeza sino también ojos y parte de la cara. El servicio de Dermatología del hospital Miguel Servet de Zaragoza mantiene que medidas preventivas tan sencillas como cubrirse la cabeza pueden evitar graves lesiones. Añade que la prevención debe iniciarse en la infancia, continuar en la adolescencia y mantenerse en la edad adulta.

Comentarios