El PP de Graus califica de “despropósito” la gestión del polígono industrial

PP Partido Popular Graus

El grupo municipal del Partido Popular calificaba, en rueda de prensa, de “desastre y despropósito” la gestión del polígono Fabardo por la redacción defectuosa del proyecto que, en su momento, obligó a gastar más dinero y también por una sentencias desfavorable para el consistorio, que pone a un litigio entre un vecino y el ayuntamiento y que, según los populares puede acarrear graves consecuencias.

El PP de Graus se refería a una sentencia del Tribunal Supremo, de 20 de Diciembre de 2010, que le da razón al Sr. Padilla y reconoce que sigue siendo titular de una parcela de 2.235 m2, donde hoy se ubica el polígono, en detrimento del Ayuntamiento que, en 1.999 se atribuyó la titularidad de ese terreno.

Según explicaba el portavoz popular, este vecino era propietario de una parcela catastral (390) de más de 7.000 m2 de superficie de la que, el consistorio, segregó 2.235 m2 (417), ponerla a nombre del Ayuntamiento y desarrollar el polígono.

Los hechos que justifican la sentencia, que da la razón al vecino, son, por un lado, que el Ayuntamiento adquirió la titularidad de la parcela (417) sin que hubiera resolución de la gerencia del catastro de Huesca y sin dar audiencia al interesado y, por otro, porque, durante el proceso, el consistorio no ha probado que era el dueño de su parcela.

Para los populares, en este caso, el catastro debe revertir la titularidad al vecino y, posteriormente, puesto que hubo, ocupación ilegal, iniciar un expediente de expropiación forzosa.

Por otro lado, existe un segundo litigio, con el mismo propietario, por la finca 390, sobre la que se inició un expediente de expropiación forzosa, pendiente de sentencia la valoración del justiprecio. Según Laguëns, la prueba pericial judicial arroja un importe de 29.69 euros/m2, cuando lo que pagó el Ayuntamiento, por la expropiación fue de 3 euros/m2. A esto se suma la expropiación de la futura ampliación del polígono, que supone algo más de 29.000 m2, y que según el grupo municipal Popular, lleva el mismo camino de litigiosidad.

Indicaba Lagüens que esta sentencia no afecta a las naves ya construidas en la parcela porque se ha desarrollado un plan urbanístico pero, el ayuntamiento deberá subsanar el error y valorar el suelo al precio de hoy en día. En términos globales, los populares, hablaban de un desembolso de 500.000 euros.

Los Populares de Graus se preguntan si es necesaria la ampliación, si existe demanda real para acometer esta obra y si es obligatorio entrar en procesos de litigio. Por todo ello, consideran imprescindible replantear la situación del polígono industrial.

Comentarios