En el congreso "Pico de Petróleo" se afirma que es necesario cambiar las formas de vida

“Tenemos que replantearnos como vivir, para tener un futuro viable es necesaria una reorganización social, particularmente en el tema de la movilidad”, esta es una de las principales conclusiones del congreso internacional “Pico de Petróleo ¿realidad o ficción?, que se celebraba en la ciudad del Vero, organizado por el centro de la UNED de Barbastro, dentro del proyecto OLEUS, con la colaboración del Gobierno de Aragón. En el congreso participaban más de ochenta personas que mostraban en la jornada de clausura su satisfacción por el alto nivel de las ponencias y los debates.

El coordinador del congreso, David Lafarga, después de analizar las ponencias y debates, destacaba que “la forma de vida actual es inviable para un futuro próximo”. Lafarga señalaba que ”no es una cuestión de conocer si el petróleo se acabará antes o después ya que el crecimiento económico y de la población en los últimos 150 años no se pueden sostener en la actualidad con los actuales recursos del planeta”.

David Lafarga afirmaba que es “necesaria una concienciación general y sobre todo cambios en el tema del transporte y para ello es necesaria la intervención de todos los agentes sociales”.

El director de la UNED de Barbastro, Carlos Gómez, explicaba que el balance del congreso se puede calificar de éxito puesto que las ponencias y los debates han sido de un nivel muy alto y las conclusiones deben tener una utilidad destacada en el futuro.

Estas son algunas de las principales conclusiones obtenidas en el congreso: “El petróleo es importante como materia prima y como combustible, lo que hace aún más crítica su escasez”, “Nuestro modelo económico, basado en el crecimiento continuo y exponencial ya no es viable en un mundo con recursos permanentemente constreñidos”, “El crecimiento de la población mundial es inviable, tenemos que tender a una población estacionaria”, “En un futuro será necesario priorizar el uso de las materias primas. Inmovilizarlas para dirigirlas a la generación de energía”, y “Los otros combustibles fósiles como alternativas tienen también sus limitaciones en cuanto a disponibilidad futura, de hecho nunca se ha dejado de hacer un uso extensivo del carbón”.

Los objetivos del congreso eran: informar y concienciar a la sociedad del problema del “pico de petróleo”, estudiar alternativas ante un eventual déficit de petróleo y combustibles fósiles, propuesta de estrategias de mitigación en el ámbito global y local y presentar un programa de acciones para aumentar la capacidad de respuesta. Los temas generales que se desarrollaban eran: “análisis de la situación actual”, “respondiendo al pico de petróleo” y “preparándonos para un futuro sin petróleo”.

El debate acerca de la posibilidad de alcanzar en un futuro inmediato, o incluso de que se haya alcanzado ya, un máximo en la producción de petróleo lleva ya bastante tiempo ocupando espacio en foros especializados y ha dado lugar a movimientos, como el de las ciudades en transición, que pretenden mitigar los efectos, previsiblemente catastróficos, de una carestía persistente de combustibles líquidos.

Comentarios