Nolasco no quiere que el equipo se relaje

Hay mucho en juego este sábado en el Palacio de los Deportes y por ello el entrenador del BM Huesca ha sido claro al dirigirse a la plantilla antes del primer entrenamiento semanal para que los jugadores tengan claro que no se puede fallar ante Bidasoa. Parece un encuentro sencillo ya que el rival no se juega nada, pero José Francisco Nolasco no quiere que nadie se relaje y que al final se pueda celebrar que se ha conseguido el segundo puesto y que la fase de ascenso se disputará en Huesca.

El equipo está al completo y aunque hay algún pequeño problema físico, nadie quiere perderse la importante cita del sábado. Al Obearagón le vale un empate para asegurar la segunda posición. El club ha vuelto a tomar medidas para que las gradas presenten un gran aspecto y que este partido sea una buena previa de la fase de ascenso.

Aunque no hay nada hecho, está claro que la ventaja ahora mismo es para los oscenses tras la pasada jornada y que esa situación no se puede desaprovechar después de un año duro y donde el equipo se ha merecido el poder llegar al final en esta situación.

La advertencia de Nolasco de no relajarse viene apoyada por lo que le sucedió al Teucro en Pozoblanco donde tenía en su mano una victoria que se dejó escapar al final ante un equipo que no se jugaba nada y que no se dio por vencido y que ha privado a los gallegos de ser ahora mismo segundos y de tener todo a su favor.

No quiere el técnico que nadie pierda la concentración y que ahora más que nunca el equipo tiene que responder ante una afición que cada vez está más ilusionada con la posibilidad de luchar por el ascenso a la Liga ASOBAL y además hacerlo en casa con el apoyo de la grada.

Comentarios