Más del 70% del tramo carretero entre Campo y Torre La Ribera ya está finalizado

Las mejoras para la unión trasversal entre los valles del Ésera y del Isábena continúan a buen ritmo con el 70% de las obras finalizadas o en proceso de construcción. A día de hoy, se están invirtiendo más de 20 millones de euros que están sirviendo para vertebrar este territorio que, hasta el momento, gozaba de no muy buenas comunicaciones por carretera.

Hasta el momento, se han finalizado 7,4 kilómetros de la carretera y se trabaja en otros 4,5 por lo que restaría actuar en 5 kilómetros finales, correspondientes a dos tramos que se encuentran en periodo de contratación. Con esta obra, que se está llevando a cabo en la HU – V – 9601, se pretende aliviar los problemas de accesos a la N – 260, carretera que une Pamplona y Gerona. Con ello también se quiere potenciar las comunicaciones entre ambos valles

Las pendientes pronunciadas y las curvas de radio reducido son los principales problemas con los que cuenta esta vía, así como la estrechez de los carriles. Por este motivo, en parte, se ha creado un nuevo trazado ensanchando la carretera de los 5 a los 7 metros. El resultado final es el de un vial con cinco tramos rectos y cuatro curvas.

Estas obras se llevan a cabo gracias a los convenios entre la Diputación de Huesca y el Gobierno de Aragón. Se trata de un proyecto en el que se lleva trabajando 10 años y que busca una correcta unión entre la N – 260 y la A – 1605.

Además, hace un año, se firmaba un convenio entre ambos organismos a través del cual ambas organizaciones aportan 16 millones cada una, hasta el 2013, para continuar trabajando en esta zona en los 7.5 kilómetros entre los cruces de las poblaciones de Espluga y Serrate, de Serrate a Torre La Ribera, entre los que hay una distancia de 2 kilómetros, y en la firme definitivo entre Campo y Espluga.

Estos 32 millones se unen a los 4 aportados en 2009 para acondicionar tres puentes y reforzar el firme de la A – 1605 y el cruce de Torre La Ribera y a los más de 2.5 millones invertidos con anterioridad por la DPH y GA para el acondicionamiento de accesos a alguno de los núcleos.

Comentarios