Detenidos cuatro “Latin King” que intentaban implantarse en Huesca

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Barcelona a cuatro “Latin King” que pretendían captar nuevos miembros para implantarse en Huesca. Los detenidos viajaron hasta Huesca y contactaron con 17 personas, en su mayoría menores de edad, a quienes obligaron a abonar diferentes cantidades de dinero en concepto de cuota, a sustraer joyas del domicilio familiar y a vender estupefacientes para integrarse en el grupo.

También se supo que en uno de los viajes realizados a Huesca, los arrestados mantuvieron una reunión en la que exhibieron dos armas de fuego y un machete, haciendo entrega de un arma y del machete a unos aspirantes a integrarse en la banda.

Las investigaciones se iniciaron tras identificar a una joven de origen sudamericano que vendía joyas con inscripciones de nombres que no se correspondían con el suyo en establecimientos de compra de oro de Huesca. Las averiguaciones posteriores llevaron a los agentes hasta las propietarias de las joyas, todas ellas menores de edad que, además, habían experimentado un cambio en comportamiento así como problemas en su entorno familiar y escolar.

Posteriormente se supo que estos menores formaban parte de un grupo que estaban siendo introducidos en la banda latina. Los jóvenes debían sustraer piezas de oro en sus domicilios que después entregaban a un miembro de los Latin King, quien las vendía para financiar el grupo.

CASTIGOS FÍSICOS PARA INTERGRARSE EN EL GRUPO

Los aspirantes, para poderse integrar en el grupo, eran objeto de castigos físicos y llegaban a recibir incluso golpes por todo el cuerpo. Asimismo, cuando incumplían alguna de las normas dictadas por el jefe, se les imponían castigos corporales, tales como recibir diez bofetadas por parte de otro integrante o realizar severos ejercicios físicos. Igualmente se les aleccionaba en la venta de sustancias estupefacientes, cuyo beneficio era entregado a la banda. Entre sus obligaciones estaban la de abonar una cuota mensual fija así como otras aportaciones que variaban en función del sexo de la persona.

También se supo que en uno de los viajes realizados a Huesca, los arrestados mantuvieron una reunión en la que exhibieron dos armas de fuego y un machete, haciendo entrega de un arma y del machete a unos aspirantes a integrarse en la banda.

Gracias a las declaraciones de los menores de edad, las investigaciones practicadas en Huesca y las gestiones policiales efectuadas en Barcelona, se pudo lograr la identificación y detención de de los cuatro investigados, que pertenecen a la Sagrada Tribu Atahualpa Ecuador (STAE) de la Banda latina de los Latin King en Cataluña.

Comentarios