Barbastro dispondrá de una planta de biodiésel única en Europa

Un empresario de Torrefarrera, Lérida, Josep Maria Doblas, junto con el grupo americano Geycors están impulsando en Barbastro la primera planta de Europa que reciclará los conocidos como Residuos Urbanos Sólidos (RSU) para convertirlos en biodiésel. Solo existe otra igual en Estados Unidos, concretamente en Washington, según ha publicado el periódico ilerdense la Mañana.

La planta tratará el RSU o residuo convencional (el que no es reciclable) para convertirlo en biodiésel a través de una tecnología novedosa que llega directamente desde Estados Unidos a través del grupo Geycors que participa en el proyecto.

La planta se ubicará junto al vertedero de Barbastro y ya tiene adjudicados todos los residuos que se generan en las comarcas de Sobrarbe, Ribagorza, Somontano, Cinca Medio y Litera que están gestionados conjuntamente por la Sociedad Gestión Ambiental de la Zona Oriental SL.

La nueva instalación, que además limpiará el vertedero existente, reciclará 60.000 toneladas al año de residuos a razón de 200 toneladas diarias. Con ello se sacarán 17 millones de litros de diésel ya que según explica el promotor de cada tonelada de residuos se pueden sacar unos 400 litros de biodiésel.

La planta trabaja con los residuos RSU, papel, madera, neumáticos, plásticos, lodos, animales muertos y otros materiales degradables.

Sólo rechaza elementos sólidos como las piedras el hierro o el cristal. Una de los puntos que más destacan de este sistema es que no genera residuos ni emite casi CO2, lo que la hace mediambientalmente limpia.

La planta requiere una inversión de unos 35 millones de euros que proceden de capital americano y ocupara una superficie total de 10 hectáreas junto al vertedero actual de Barbastro. Otro elemento importante es que la instalación generará de forma directa entre 35 y 40 puestos de trabajo.

La planta está en fase de tramitación actualmente y está previsto, según Doblas, que en siete u ocho años pueda comenzarse a construir. En este sentido, aunque el promotor es leridano se han decidido a construir la planta en Barbastro entre otras cosas porque la tramitación es menos compleja que en la parte catalana. Aún así, también ha influido el contrato de cesión de los residuos conseguido con la sociedad que gestiona la zona del Aragón oriental.

Comentarios