Romería “reivindicativa” al Monasterio de La Cartuja de Las Fuentes

Dentro del término municipal de Sariñena y en plena llanura monegrina, se levanta la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes, un monumento artístico durante mucho tiempo ignorado. Este domingo 15 de mayo se celebra una tradicional romería desde las localidades de Cartuja de Monegros y San Juan de Flumen hasta el monasterio, que poco a poco se ha ido tornando en reivindicativa por el estado en que se encuentra esta construcción histórica. Algunas de sus dependencias están en ruinas y las que permanecen en pie requieren restauración.

Al parecer, el problema se encuentra en que es un monumento de titularidad privada y ningún ente político toma las riendas en este asunto.

El Monasterio fue construido a lo largo de los s.XVI y XVII, es de estilo barroco, y cuenta en sus inmediaciones con una fuente y una amplia zona verde. Lo que puede verse hoy en día corresponde a las dependencias del convento del s. XVII, cuando los Cartujos lo habitaban.

José Antonio Adell, estudioso de tradiciones y costumbres del Alto Aragón, recuerda que llegó a ser un centro de negocio clave cuando se convirtió en balneario.

En la actualidad está mejor valorada y un poco más protegida desde que en el año 2002 fuese declarada Bien de Interés Cultural, sin embargo, sólo puede visitarse los domingos por la mañana y sobre todo tiene utilidad ganadera ya que habitualmente pueden verse a las reses pastar entre sus muros.

La pintura desempeña un papel muy importante en este monasterio, debido a la presencia en la Comunidad del hermano lego Fray Manuel Bayeu, hermano de Ramón y Francisco Bayeu. Sin embargo, la calidad del dibujo de estos nunca fue conseguida por su hermano.

Fray Manuel Bayeu, llevaba a cabo obras de caballete para las Iglesias de Huesca y Zaragoza principalmente, aunque también se sabe que pintó en el Monasterio de Sijena. Creó para la Cartuja, 17 lienzos de pasajes de la vida de San Bruno, los cuales se encuentran en un estado pésimo de conservación. La autoría de la totalidad de las pinturas murales pertenece a Manuel Bayeu, y han de ser incluidas en diferentes ciclos iconográficos.

Comentarios