La consejera Ana Fernández define a la Redolada como ”jornada intergeneracional”

La Redolada, una jornada de convivencia entre los vecinos del término municipal de Graus llegaba a su fin el domingo bien entrada la noche. A lo largo de todo el día, cientos de personas se acercaban hasta El Soler, localidad que acogía la cita esta edición, para disfrutar de las múltiples actividades que, desde el consistorio grausino, se habían preparado.

Asistía a esta jornada la consejera de Servicios Sociales y familia, Ana María Fernández, quien describía a la Redolada como “una jornada intergeneracional donde jóvenes y mayores disfrutaban de la convivencia”.

La consejera afirmaba que, un encuentro como este sirve, además, para homenajear a las personas mayores y les trasladaba el apoyo que, desde so consejería, se ofrece que, aunque con esfuerzo, merece a pena para ayudar a personas dependientes o crear programas para personas mayores activas.

Por su parte, la alcaldesa de Graus, agradecía, en especial, la colaboración de todos los vecinos de El Soler, localidad con 20 habitantes censados, por la ilusión y la eficacia con la que habían colaborada y afirmaba que, la Redolada debe servir, no sólo como una jornada de convivencia sino que debe ser, también, un homenaje a quienes habitan en estos núcleos y una manera de conocer el territorio que nos rodea.

También hacía referencia a las obras realizadas en el municipio que se llavaban a cabo en el Centro Social y en la carretera y reiteraba que la Redolada debe servir para mejorar, poco a poco, los pueblos que forman parte del término municipal de Graus.

El alcalde pedáneo de la localidad, Luis Mora, se mostraba satisfecho por la respuesta, tanto de los vecinos a la hora de colaborar, como de quienes acudían a su pueblo para disfrutar de esta jornada.

Comentarios