Biescas estrena la rehabilitación de su antigua serrería

El Ayuntamiento de Biescas ha finalizado las obras de rehabilitación de la antigua serrería de la localidad, recuperando de esta forma un importante patrimonio etnográfico. El resultado de la intervención se dará conocer este miércoles, Día Internacional de los Museos, celebrando una jornada de puertas abiertas, de once a una de la mañana, en que se podrá visitar la serrería, cuya historia y detalles de funcionamiento explicará personalmente su antiguo propietario, Francisco Lacasa.

El Ayuntamiento obtuvo este inmueble como consecuencia de un convenio urbanístico aprobado en el año 2008, en el que se contemplaba la cesión gratuita de este equipamiento y un terreno aledaño. Así fue posible, ya en su día, la ampliación y remodelación de la antigua travesía de la carretera N-260, hoy prolongación de la Calle Mayor al parque de Arratiecho, convertido en zona verde de uso público.

Esta serrería se conservaba con toda su maquinaria de los años 30 en estado de funcionamiento, hasta la jubilación de su propietario, y no había sufrido grandes modernizaciones, por lo que sus características la hacen única en el Pirineo. A este valor patrimonial, se le añade el valor histórico de esta industria, clave en la reconstrucción de Biescas después de la guerra civil, cuando llego a funcionar con tres turnos ininterrumpidos de trabajo las 24 horas del día, y donde se puede apreciar cómo se superaron los problemas de escasez de recursos en la postguerra con ingenio e imaginación. Un ejemplo es el rudimentario condensador de agua que evitaba las sobretensiones en la red eléctrica que producía el funcionamiento de la sierra.

Una primera fase de las obras, por un importe de 24.408 €, fueron sufragadas por el Departamento de Industria, Comercio y Turismo y consistieron en la sustitución del material de cubierta, el refuerzo de la estabilidad de la estructura de madera de la misma, colocando en posición vertical las tijeras que se habían desplazado por efecto de las nevadas, así como reforzando los muros del edificio para consolidar la edificación. Estas obras fueron ejecutadas en el 2010 por la empresa local Construcciones Ainsa.

La segunda fase de las obras se acometió con la ayuda del grupo leader ADECUARA, que subvenciono en un 35% la inversión de 31.000 € ejecutada por la empresa Siaras VII, esta fase consistió en la urbanización de los 600 m2 de la parcela, con la pavimentación en piedra de todo el contorno del edificio, reparación de muros, renovación de la carpintería exterior, instalación de vidrios y riego en la zona verde.

La tercera y última fase, ejecutada por la empresa Inelsa, ha consistido en la instalación eléctrica que ha permitido la iluminación de la maquinaria de la serrería con proyectores con lámparas de leds, de manera que se pueda contemplar desde el exterior todo el conjunto. Esta fase ha supuesto una inversión de 10.000 €.

El Alcalde de Biescas, Luis Estaún, ha declarado que “se ha dotado a

Biescas de un nuevo atractivo cultural cuyo mantenimiento no genera nuevos gastos corrientes y nos proporciona una atractiva zona verde y más alternativas de ocio y turismo, además de poner en valor un elemento de nuestra historia reciente, de las que sentirnos orgullosos”.

Comentarios