La Institución Ferial de Barbastro organiza "El Desván"

Jesús Lobera, Presidente de la Institución Ferial de Barbastro, e Ixeia Lacau, directora, presentaban la edición del Desembalaje de Antigüedades “El Desván”, que se estrena como Certamen Internacional concedido tras la última auditoría celebrada por la AFE, Asociación de Ferias Españolas. Este sábado 21 de mayo, abrirá sus puertas en el Recinto Ferial, en horario ininterrumpido de 9:00 a 20:00 horas. El precio de la entrada será de 2 euros, pero se pueden conseguir invitaciones gratuitas en todos los establecimientos adheridos a la Red Barbastro Ferial.

La cuarta edición de esta feria-desembalaje viene precedida por el cambio de fecha, se anticipa al sábado para no coincidir con las elecciones. Una veintena de anticuarios, el mismo número que el año pasado, procedentes de Aragón, Navarra, Cataluña, Asturias y Andalucía, ocuparán los 2.000 metros cuadrados en el pabellón de la Institución Ferial, su presidente, Jesús Lobera, decía que “conseguir repetir el mismo número de anticuarios es un éxito si se compara con otros certámenes parecidos donde se han registrados descensos importantes”.

El formato de venta a pie de camión, con objetos restaurados y sin restaurar, y los buenos precios que suelen encontrarse, han conseguido un público fiel que acude cada año a su cita. La directora del certamen, Ixeia Lacau, recordaba algunos consejos útiles en la compra de antigüedades como examinar las piezas en las que se tiene interés y observar las marcas del paso del tiempo, la originalidad, rareza y autenticidad.

El Desván, que se celebra en Barbastro desde 2008, se ha convertido en un evento de referencia no sólo en Aragón, sino en toda la zona norte de España y el sur de Francia. En él, los anticuarios ofrecerán a coleccionistas y aficionados una gran variedad de artículos: objetos únicos de diferentes estilos, épocas y procedencias, tanto de decoración como de complementos, joyas y bisutería. así como artículos de colección.

De esta forma los asistentes encontrarán, en un mismo espacio, piezas rústicas; mobiliario antiguo; mueble industrial francés; joyas; ropa de hogar; bisutería; bolsos; lámparas; relojes; alfombras; arqueología; plata, hasta componer un completo mosaico de objetos del pasado. En la feria se expondrán objetos y piezas insólitas de muy diferentes precios ajustados a todos los bolsillos, han apuntado desde la organización.

Comentarios