Estudiantes Erasmus recorren los llanos y las saladas monegrinas

Universitarios, de siete países europeos recorren Aragón, dentro del Curso itinerante Eurostain, descubriendo la variedad de ecosistemas, valores naturales y endemismos de la zona esteparia de Los Monegros.

El grupo de estudiantes de ecología y agricultura, han podido apreciar que “el paisaje monegrino es un fosil del terciario, sin descubrir todavía por parte del gran público”, según el profesor del Campus de Huesca y codirector del curso, David Badía.

Plantas endémicas, aves esteparias, saladares “de otros continentes” y “conexiones con el Asia central” han ilustrado el recorrido y las explicaciones dadas por expertos.

Entre las zonas visitadas han estado La Retuerta y Saladas de Sástago, áreas catalogadas como Lugar de Interés Comunitario y ZEPA. Este territorio lleno de valores naturales y enseñanzas sobre la intervención humana en un espacio semiárido, acoge, en sus 36004 hectáreas de superficie, un centenar de saladas, que, según Badía, serían “más propias de otros continentes”.

Los participantes han observado el marcado contraste entre el secano y el regadío, ilustrado por las explicaciones de especialistas en agronomía, hidrología o ecología como los profesores José Antonio Cuchí y Juan Herrero, del Campus oscense de la Universidad de Zaragoza, Federico Fillat del Instituto Pirenaico de Ecología de Jaca, y Carlos Cantero de la Universitat de Lleida.

El grupo ha podido visitar en una misma jornada saladares en su estado puro, como la Lagunilla de Bujaraloz o La Playa, que conviven con humedales recién creados como los de La Unilla de Candasnos. Estas saladas son fuente de sorprendentes descubrimientos científicos. Allí se han identificado plantas endémicas, algunas sobre yesos otras sobre suelos salinos, mientras se trataba de avistar raras especies de aves esteparias como las gangas y ortegas, calandrias, cogujadas, alcaravanes y avutardas.

Las evidencias que muestran las conexiones de este territorio con Asia Central, han protagonizado ante paisajes de yermos salpicados de sabinas, las explicaciones y las clases introductorias impartidas en la jornada anterior por el geólogo del Geoparque de Sobrarbe Anchel Belmonte y el biólogo David Badía.

Comentarios