Se crea Ibercaja Banco

Logotipo Ibercaja

Ibercaja acordó la creación de Ibercaja Banco S.A., un nuevo banco al que trasladará la gestión de los activos y pasivos integrantes de su actividad financiera, según ha informado la entidad de ahorros. La caja aragonesa, que ya anunció el pasado día 15 de abril que crearía un banco para ganar competitividad y rentabilidad, comunicaba su decisión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La creación del nuevo banco fue acordada por el Consejo de Administración de Ibercaja y excluye únicamente los activos y pasivos afectos a la Obra Social y Cultural y del Monte de Piedad, así como la titularidad de sus signos distintivos propios", señala en la comunicación a la CNMV.

Según explicó en abril el presidente de Ibercaja, Amado Franco, en una comparecencia ante los medios de comunicación, el banco estará constituido entre septiembre y octubre y será propiedad al cien por cien de Ibercaja al menos este año, porque no cierran la puerta a la entrada de accionistas.

Ibercaja sigue en solitario el proceso de reforma de las cajas españolas y no ha necesitado ayudas públicas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) o unirse a otras entidades para mejorar sus ratios de solvencia, liquidez o calidad en activos.

La caja aragonesa, según han reconocido en varias ocasiones sus principales ejecutivos, ha estudiado varias operaciones con otras entidades pero no ha cristalizado ninguna.

La creación del banco no supondrá una reestructuración laboral, ni de oficinas, y los clientes no lo van a notar, salvo en que al ser más competitivos podrán ofrecer una mejor relación calidad- precio, según sus directivos.

Asimismo, no cambiará la participación de la caja en proyectos empresariales en Aragón, como Aramón, mientras mantenga el 100 por ciento del banco.

Según el director general de Ibercaja, José Luis Aguirre, la caja tiene unos ratios excelentes, con un "core capital" del 9,7 por ciento, un capital principal del 10,23 por ciento y una morosidad del 3,67 por ciento, cuando la media del sector se acerca al 6 por ciento.

Ibercaja terminó el 2010 con un beneficio neto de 103,6 millones de euros, un 27,9 por ciento menos que el año anterior, después de realizar provisiones voluntarias por importante de 88 millones.

La entidad cuenta con 1.076 oficinas en toda España y tiene 4.920 empleados; es líder en sus territorios tradicionales de Aragón, La Rioja y Guadalajara y es la tercera caja de Madrid, con 195 oficinas. En el contexto de la crisis, la caja aragonesa ha destacado por su capacidad para preservar sus fortalezas.

Comentarios