El PSOE anima a votar porque “las cosas solo se cambian en democracia con el voto”

PSOE

El Partido Socialista cerraba este viernes la campaña electoral en un multitudinario acto en la Plaza López Allué de Huesca. Entre las consignas lanzadas, animaban a todos los aragoneses a acudir a la cita con las urnas porque “nos jugamos el futuro”: a los resignados, a los indignados e, incluso, a los críticos con la izquierda.

Horas antes del cierre de campaña, el candidato a las Cortes de Aragón por la provincia de Huesca, Marcelino Iglesias, apuntaba en La Ventana del Altoaragón que las piezas clave para los próximos años en la provincia son el reforzamiento del Estado de Cohesión Social, la Educación, y el mantenimiento tanto de las políticas sociales como de un sistema que garantice un igual acceso a la sanidad para toda la población.

Para lograr todo esto, según Iglesias, hace falta “que la economía funcione”, y los ingredientes perfectos son: ser más productivos y competitivos, consolidar la exportación y desarrollar nuevos yacimientos económicos (entre los que se encuentran las nuevas tecnologías, los sistemas de energía sostenible o, entre otros, el medio ambiente).

Según Marcelino Iglesias, el Altoaragón se ha transformado bastante en los últimos años, sobre todo a nivel de infraestructuras y de economía, pasando “de un espacio con dificultades de comunicación a poder ser el centro de un corredor entre el Cantábrico y el Mediterráneo, y entre Francia y el resto de la Península”.

Por su parte, la candidata a la presidencia del Gobierno de Aragón, Eva Almunia, hacía referencia también a la igualdad de oportunidades. Aseguraba que “la próxima presidenta será mujer, pero no somos iguales”, y señalaba que “la igualdad se ha hecho realidad en la política”, pero reconocía que existen carencias “en otros ámbitos como el mundo de la empresa”.

Para Almunia, el mayor avance de nuestra sociedad en el ámbito de la igualdad ha venido de la mano de las políticas públicas que durante doce años los socialistas han puesto en marcha, tales como la educación infantil o la Ley de la Dependencia, pues las cargas familiares han recaído tradicionalmente sobre las mujeres.

Comentarios