Las denuncias contra Piris llegan a Roma

La ampliación a las denuncias que enviaban los ayuntamientos de Berbegal, Peralta de Alcofea y Villanueva de Sijena al Tribunal de la Rota Romana y a la Sagrada Congregación de los Obispos han llegado al Vaticano.

En la nueva documentación aportaban las declaraciones de la directora del Museo de Lérida, Montse Maciá, en las que afirmaba que el Obispo Messeguer adquirió la propiedad de las piezas de arte por títulos de donación, y pruebas que demuestran que las piezas no fueron donadas al Museo de Lérida.

Además, Peralta de Alcofea solicita al obispado de Huesca que exija al de Lérida la devolución de la tabla de San Pablo. El ayuntamiento dispone de documentos que acreditan la propiedad de las tablas de San Pedro y Crucifixión y San Pablo.

Esta documentación es la tesis doctoral de la conservadora del Museo de Lérida, Carmen Berlabé, quien acreditó que tanto la tabla de San Pablo como la de San Pedro en Crucifixión fueron enviadas desde Peralta de Alcofea, y una carta remitida en junio de 1917 por el entonces titular de la parroquia de Peralta a su obispo para informarle de que su antecesor había enviado ambas piezas a Lérida en 1902.

El ayuntamiento de Villanueva de Sijena, está pendiente de las decisiones de la Fiscalías de Huesca y Reús sobre el “relicario”. La corporación tiene pendiente una reunión con el Obispo de Barbastro-Monzón en la que van a tratar el regreso de las obras del Monasterio de Sijena.

Los tres ayuntamientos anunciaban que van a volver a solicitar al Nuncio del Papa en España una entrevista para exponer sus reivindicaciones puesto que el Nuncio recibió hace un tiempo al alcalde de Lérida, que “es beneficiario de esta situación, y, sin embargo, no nos recibe a nosotros, que somos los perjudicados”.

Comentarios