El bailarín Miguel Ángel Berna analiza en Monzón el mundo de la jota

El coreógrafo y bailarín aragonés, Miguel Ángel Berna, ofrecía este lunes una charla en la Casa de la Cultura de Monzón bajo el título “El Mundo del Arte y la Danza”. Se trata de una conferencia organizada por la UNED de Barbastro y el Centro de Profesores y Recursos de Monzón-Cinca Medio.

Durante aproximadamente dos horas, los allí presentes disfrutaron de un entretenido coloquio cargado de anécdotas divertidas en el que Berna mostraba su posición crítica sobre la jota aragonesa, una copla “a la que ama profundamente, pero que preferiría que se viera de otra manera, no con la imagen atrasada que en muchas ocasiones se tiene de ella”.

El bailarín intentaba reflexionar sobre el origen de la jota, al tiempo que admitía que no sabemos de dónde procede exactamente. Para ello, comparaba a los aragoneses con los catalanes o andaluces, y decía que lo que nos falta es “mimar” más nuestra propia cultura. Quizás éste es el motivo, decía, por el que Aragón no se conoce en el resto del mundo.

Por ello, Berna declaraba que, a través de su compañía, trata de inspirarse en la cultura aragonesa partiendo del mundo de la jota para darla a conocer en todo el mundo, algo que calificaba como “un honor”.

El aragonés terminaba su intervención contando las anécdotas que le llevaron realizar “Sinfonía de Aragón”, el audiovisual de Carlos Saura que se proyectó en el Pabellón de Aragón durante la Expo de Zaragoza en 2008, y con la proyección de dos fragmentos de dos de sus espectáculos: Mudéjar y Goya.

Miguel Ángel Berna ha participado en más de un millar de festivales. En 1990 fundó su propia compañía, "Danza viva”, y desde entonces su carrera ha sido imparable. Ha llevado sus espectáculos por los mejores teatros del mundo y ha sabido ganarse un reconocido hueco en el mundo de la danza.

Comentarios