La Plataforma exige la retirada del proyecto de la autopista eléctrica

La Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica, a tenor de las últimas informaciones que han conocido, entre otras que el Estudio de Impacto Medioambiental, al que deben referirse las alegaciones no está en los ayuntamientos, y que, aunque estuviera, se necesitarían varios meses de plazo para su estudio y más por unas instituciones que se constituirán, en próximas fechas, han decidido, exigir la devolución o anulación del proyecto de la autopista eléctrica.

La Plataforma califica la actitud de REESA de burla a nuestra legislación y desprecio hacia nuestras instituciones (que van a verse imposibilitadas para su deber de defensa de su territorio), y considera tal actitud como un auténtico fraude de ley (uno más en este largo proceso).

Desde la Plataforma recuerdan su indignación desde el mismo momento en que, en 2008, supieron de la recuperación del proyecto de Autopista Eléctrica que, señalan, lleva años hipotecando el futuro de estas tierras que aumentó, aún más, al conocer el "Documento Inicial" de Red Eléctrica de España, que contemplaba múltiples alternativas, de las que al final, sólo pretendía elegir la que, prácticamente, reeditaba el antiguo proyecto Graus-Sallente.

Para la Plataforma esto significó burlarse de la sentencia del Tribunal Supremo, que declaraba inexistente la antigua Aragón-Cazaril y de la sentencia del mismo tribunal que anuló la citada Graus-Sallente. Tras esto, el Justicia de Aragón no respondió a las quejas, de la Plataforma, aludiendo a que los soportes de la antigua Aragón-Cazaril reutilizados eran, según le había transmitido la promotora del proyecto, una mínima parte del recorrido, cuando, en realidad, equivalen a casi dos terceras partes (más de 80 kilómetros).

Se refieren, desde la Plataforma, a la reunión de la empresa con los alcaldes de los municipios y al apoyo del Consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, en contra del mandato de las cortes aragonesas, al proyecto.

Por último, recuerdan que Red Eléctrica de España sacó a exposición pública una mínima parte del proyecto, la relativa a la subestación de El Arnero, y el anuncio de la exposición pública el día 19 de mayo, evitando así que se convirtiera en tema central de la campaña en las zonas afectadas.

La fecha implica, sabiendo como sabe Red Eléctrica de España que la práctica totalidad de los ayuntamientos afectados y las Cortes de Aragón se oponían a su proyecto, que estas instituciones, que justo ahora tendrán que reconstituirse tras las elecciones celebradas el domingo, quedarían, en la práctica, imposibilitadas para ejercer su derecho a alegar, cuyo plazo es de 30 días, que empiezan a contar desde el pasado 20 de mayo.

Comentarios