Priorizar los recursos y dotar de vida a los castillos, entre las conclusiones de "Asaltar Fortalezas"

Varios expertos debatieron este miércoles en Monzón sobre la dinamización de castillos medievales. Todos coincidieron en que lo primordial es priorizar los recursos disponibles, ya que la mayoría de las veces, el presupuesto es muy escaso, y a partir de allí, se debe dotar de vida a estos monumentos a través de diversas actividades, o de lo contrario, morirían.

La mesa redonda estuvo moderada por la Técnico de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Monzón, Elena Franco, y en ella participaron Jordi Pau, director del Castillo de Peñíscola; Joan Baigol, gerente de turismo de Lleida, que también trabaja en la dinamización del castillo de Gardeny; Carmen Herreros, gerente de la Asociación de Castillos de La Rioja y Ana Campo, arquitecta técnico del consistorio montisonenses.

Cada ponente exponía las características de cada una de las fortalezas a las que representaban y desarrollaron las principales acciones que se han llevado a cabo para dinamizar dichos castillos. Ana Campo exponía lo concerniente a la fortaleza montisonense, por la que pasan unos 12.000 visitantes al año. Asimismo, explicaba el Plan Director del Castillo, en marcha desde 2008, y citaba el Centro de interpretación como uno de los ejemplos dinamizadores de este monumento.

Jordi Pau departía sobre el Castillo de Peñíscola, una fortaleza que abre 360 días al año, durante los cuales pasan unos 300.000 visitantes, y que pertenece a la Diputación Provincial de Castellón. Pau resaltaba las numerosas actividades que se desarrollan en el castillo, algo que considera fundamental “para que continúe con vida” y mencionaba los retos que se han propuesto alcanzar, entre los que destacaba continuar siendo el polo de atracción principal de la economía peñiscolana.

Por su parte, Joan Baigol, centraba su exposición en el Castillo de Gardeny, una casa templaria que se comenzó a poner en valor en 1998, y que hoy en día cuenta con unos 10.000 visitantes al año. La fortaleza está abierta los fines de semana, entre semana solo abren para grupos organizados. Una de las peculiaridades que caracteriza esta atracción turística es que su restauración es parcial y todavía mantiene pintadas.

Finalmente, Ana Herreros, exponía las características del Castillo de Aguas Mansas, en Agoncillo (La Rioja), el único visitable de las 41 fortalezas que hay en la comunidad. Se trata de un castillo no templario que desde su puesta en valor, hace tres años, va ganando adeptos. A día de hoy han pasado más de 1.200 visitantes en lo que va de año. Herreros, además, explicaba la Declaración de Aguas Mansas como uno de los principales elementos dinamizadores de esta fortaleza.

Comentarios