Diez consejos para evitar infartos, también en las mujeres

Prevenir los infartos de miocardio en mujeres es el trabajo más importante del colectivo PAMYC (Programa Aragonés Mujer y Corazón), objetivo en el que trabajan desde su creación en 2007. La última acción ha sido crear un decálogo con consejos para mejorar el estilo de vida y reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares, las principales causantes de muerte en los países desarrollados. Ese año fallecieron en Aragón 804 personas por infarto, el 40% mujeres.

La nueva página Web del Programa Mujer y Corazón lanza un decálogo para la prevención de infartos de miocardio tanto en mujeres como en hombres con consejos como la comida sana, la práctica de ejercicio regularmente, el control del colesterol y la tensión arterial, etc. La primera de las recomendaciones es la de controlar el peso, la segunda no fumar, la tercera hacer ejercicio con regularidad y le siguen consejos para vigilar la tensión arterial, el colesterol, la glucosa y también el estrés. En octavo lugar se recomienda seguir los consejos del médico, en noveno seguir la dieta mediterránea y en último lugar cocinar sano, al vapor a la plancha o con productos crudos.

1.652 infartos en 2008

Las cifras indican que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en los países desarrollados: los datos de registro más recientes en Aragón son de 2008 e indican que durante ese año se produjeron 1.652 infartos con necesidad de ingreso hospitalario de los cuales el 32% se dio en mujeres.

A lo largo de la historia esta enfermedad siempre se ha relacionado más con un problema masculino pero las investigaciones científicas y médicas demuestran que la mujer sufre igualmente este tipo de problemas, si bien es cierto que es más difícil de diagnosticar. Según las últimas estadísticas, ellas acuden a los servicios médicos una hora más tarde que los hombres ante los síntomas de un posible infarto.

Estos datos llevan al Grupo PAMYC a luchar por una mayor sensibilización, por recordar a la mujer que ella también tiene riesgos de padecer este tipo de enfermedades y en insistir, tanto a mujeres como a hombres, en la prevención para disminuir los riesgos.

Comentarios