La diarrea infecciosa es la segunda causa de muerte infantil

110 países celebran el Día Mundial de la Salud Digestiva. El objetivo de este año es concienciar sobre la prevención y tratamiento de las infecciones intestinales y la importancia de inculcar hábitos nutricionales saludables desde la infancia. Dentro de las infecciones intestinales, la diarrea infecciosa afecta a más de 1.500 millones de personas cada año en el mundo y se considera la enfermedad que afecta más frecuentemente al niño sano en Europa. Actualmente la diarrea es la segunda causa de muerte infantil después de la neumonía, sobre todo en niños menores de 5 años. La importancia epidemiológica de la diarrea estriba en que dos de cada tres muertes pueden ser evitables con medidas relativamente simples, como la potabilización del agua, medidas higiénicas y tratamiento con soluciones de rehidratación oral.

Los expertos de la Fundación Española del Aparato Digestivo recomiendan prevenir desde la infancia las enfermedades digestivas fomentando buenos hábitos saludigestivos y de higiene. Se apuntan algunos como una dieta rica en verduras, no abusar de las grasas o toma diaria de leches fermentadas con bífidobacterias. Añaden tener una vida activa, hacer ejercicio físico, respetar los horarios de las comidas y beber como mínimo litro y medio de líquido al día son algunos de los consejos.

¿Cómo prevenirla?

Las diarreas están causadas en un 90% de los casos por agentes infecciosos, muchos de los cuales se pueden transmitir por el agua y alimentos. El Dr. Manuel Valenzuela, presidente de la FEAD y profesor de Medicina en la Universidad de Granada, recomienda adquirir unas medidas básicas higiénico-dietéticas en nuestros hábitos diarios para prevenirlas, sobre todo de cara al periodo estival, como son:

- no comer comida cruda, especialmente marisco, carne y pescado que no hayan sido meticulosamente conservados

- evitar el uso de huevo en las mayonesas y cuidar la manipulación de pasteles y tartas

- extremar la higiene sobre todo en lo que al lavado de manos y alimentos se refiere. Se calcula que el lavado de manos puede reducir los episodios de diarreas cerca de un 30%. El contacto manual con los alimentos preparados para comer representa un mecanismo por medio del cual los agentes patógenos causan diarrea

- beber siempre agua de procedencia segura

- mantener los alimentos a temperaturas seguras y separar las carnes y pescados crudos

- cocinar los alimentos completamente

- exigir el carnet de manipulador de alimentos a las trabajadores de empresas de alimentación

- evitar, en la medida de lo posible, que los animales domésticos entren en la cocina.

Comentarios