Monzón cuenta desde este martes con 9 contenedores de recogida de ropa usada

Cáritas Diocesana de Barbastro-Monzón instalaba este martes los nueve contenedores de recogida de ropa usada en el casco urbano. Son de color naranja y llevan unas pegatinas distintivas. La organización humanitaria asume la responsabilidad de la retirada periódica de las prendas y del mantenimiento de los contenedores y el entorno.

Los lugares en los que se han ubicado son la calle Sorolla, plaza de las Culturas (Palomar), Baltasar Gracián, avenida de Lérida (calle la Bóvila), San Francisco, avenida Goya (calle Estudios), Santa Ana, calle Molino (plaza Juan Carlos I) y calle Sevilla.

Cabe recordar que Cáritas firmaba recientemente un convenio con el Ayuntamiento de Monzón según el cual, se autorizaba la ubicación de estos contenedores. El consistorio valoraba entonces el beneficio que emana de la recogida de ropa usada, fundamentalmente por su destino a países subdesarrollados, y también por la afección medioambiental que supone tirarla en descampados o tratarla como simple basura.

Unos días antes, en el mes de abril, se había llegado a otro acuerdo de colaboración con la Asociación de inserción socio-laboral Troballes y la Cooperativa Ropa Amiga para rentabilizar las iniciativas de recogida y reciclaje de ropa usada y crear más puestos de trabajo para personas en riesgo de exclusión o que atraviesan dificultades económicas.

Según destacaba el director de Cáritas en abril, Valentín Ledesma, de esta manera, se podrá conseguir más textil, ya que parte de la ropa que antes acababa en la basura ordinaria, ya fuera por pereza o comodidad, se podrá reciclar. “Los talleres de reciclaje de Cáritas dan empleo a diez personas, ocho de ellas en el ámbito de la inserción sociolaboral. El acuerdo con "Troballes" multiplicará el volumen y obligará a organizar una ruta de recogida”, añadía Ledesma.

Asimismo, explicaba el proceso de trabajo entre ambas asociaciones: "Cáritas realizará la primera selección, como hasta la fecha, y la ropa sobrante se enviará a Troballes, que se encargará de elegir la que irá a países del tercer mundo y la destinada a trapo o borra. Compartimos los mismos objetivos sociales. Troballes se compromete a informar de su gestión y sobre todos los proyectos de innovación y nuevas vías de reciclaje".

Comentarios