Tolosana recupera el pan, pan

La pastelería y panadería Tolosana reparte en Huesca estos días en la plaza Cocepción Arenal pan de alta calidad, sin aditivos y fabricado de manera artesanal. Se trata de un producto en cuya fabricación se utiliza la más alta tecnología, pero para controlar los procesos y que estos se hagan de forma exacta. Una barra de este pan lleva un proceso de fermentación de hasta 16 horas, mientras que el pan industrial fermenta en unos minutos, lo que influye de manera decisiva en el producto final y, de manera especial, en la conservación del mismo.

Tolosana ha decidido apostar por la calidad en el pan. Su nuevo proyecto, en marcha desde hace unos meses, trata de recuperar la elaboración del pan de antes, pero utilizando la tecnología actual.

Para empezar la harina es una selección que realiza para este obrador Harinas Villamayor. Luego utiliza masa madre en la elaboración, una fórmula que consiguió la familia de un maestro panadero italiano de 72 años. Eso permite la utilización de muy poca levadura prensada en la masa.

Luego llega el amasado y la fermentación. Este es el proceso más costoso. Algunas piezas llegan a permanecer 16 horas fermentando en cámaras especiales que van variando de 12 hasta 16 grados.

Finalmente, la cocción del pan se realiza en hornos con solera, mucho mejores que los hornos por aire. En los hornos de solera se calienta una piedra sobre la que se hace el pan. Es lo más parecido a un horno de leña tradicional.

El resultado final es un pan tierno, jugoso, sano, que se conserva varios días y con un sabor excelente, muy diferente al pan industrial, y más alejado todavía del pan que se vende en los denominados puntos calientes tipo gasolineras o tiendas 24 horas.

Para dar a conocer este producto, Tolosana ha puesto en marcha una bicicleta tradicional que reparte los diferentes panes estos días en Huesca bajo el marchamo de Pan de Almudévar, recordando a otro producto del obrador largamente aclamado, como es la trenza de Almudévar.

Comentarios