El Huesca a la espera del nuevo entrenador

Raúl Ojeda, gerente SD Huesca

Dentro del periodo de reflexión en el que está el club, el primer paso que se quiere dar es la contratación de un nuevo entrenador. Con varias vías abiertas (cada vez parece que son menos) el Huesca busca un técnico que encaje en la filosofía de un club modesto, que venga con muchas ganas de trabajar y que conozca el fútbol, especialmente también de cantera. Desde la entidad no se quiere entrar en quinielas y lo único que se espera es acertar en la decisión.

Es uno de los principales asuntos que tiene sobre la mesa la SD Huesca que trabaja también en la configuración de la plantilla. Con nueve jugadores con contrato, ocho cedidos y once que acaban contrato, hay mucho trabajo por delante. De los que acaban contrato el que más cerca está de continuar es Sorribas y parece complicado lo de Rigo y Molinero, por sus pretensiones y ofertas, aunque interesa que sigan. Otro tema es el de Sastre que está recuperando de la lesión y es otro hombre importante en el equipo. Los demás parece que no seguirán, salvo algún cambio de última hora.

Lo de los cedidos es más complejo puesto que hay que esperar a lo que digan sus clubes de origen. La prioridad sería atar a Tariq que tiene un año más de contrato con el Granada. Echaide parece que hará viaje de ida y vuelta a Huesca, como señalan ya en tierras navarras, y Jokin podría repetir, así como Vega con el que el Huesca ya ha llegado a un acuerdo. El resto parece complicado, si bien Toni ha dejado un buen sabor de boca y dependerá del Celta.

Y de los que tienen contrato el club quiere analizar bien la situación especial de alguno de ellos. Todo irá en función de lo que pueda venir. Como decía el vicepresidente Agustín Lasaosa, será un verano largo de nuevo porque el Huesca tiene que estar atento a muchas cosas, especialmente a los clubes que tienen serios problemas económicos y futbolistas interesantes que podrían salir a última hora y a los que el Huesca les daría una seguridad y garantía.

Todo ello se está trabajando en la sala de maquinas, dentro del periodo de reflexión abierto y especialmente con el nuevo entrenador en el punto de mira.

Según informa el Huesca en su página web, “a lo largo de esta semana, desde la gerencia del club se contactará con todos los jugadores y técnicos a fin de poder cuadrar las cantidades restantes a percibir por cada uno de ellos, y comunicarles cuál es el pensamiento con cada uno de cara al futuro”.

Comentarios