La SD Huesca vaticina un verano largo para completar la plantilla

SD Huesca entrenamiento 10/11

Aunque a los aficionados les gustaría conocer rápidamente al técnico y el equipo que la próxima temporada tendrá la SD Huesca, parece que eso es complicado tal como se mueve el mercado y la situación en la que están los clubes económicamente. Los miembros de la comisión deportiva de la entidad azulgrana llevan varios meses trabajando de cara a la campaña que viene, pero está claro que hay que ser prudentes a la hora de hablar de nombres de incorporaciones.

De momento el primer objetivo es hacer público en los próximos días el entrenador y abordar algunas renovaciones que se llevan negociando desde hace un tiempo y que como en el caso de Rigo y Molinero parecen complicadas. Sí que se espera que continúe el capitán Joaquín Sorribas, si nada se tuerce. Otro tema es el de Sastre que está recuperando de la lesión y es otro hombre importante en el equipo con el que se está negociando. Los demás sin contrato parece que no seguirán, salvo algún cambio de última hora.

Hay que recordar que hay nueve jugadores con contrato (más Valentino y Lukic), ocho cedidos, y nueve que acaban contrato, por lo que hay mucho trabajo por delante. Se podría hablar de la necesidad de incorporar unos doce jugadores, dependiendo lógicamente de los asuntos pendientes.

Lo de los cedidos es lo más complejo puesto que hay que esperar a lo que digan sus clubes de origen. La prioridad es atar a Tariq que tiene un año más de contrato con el Granada y que parece podría ser viable que siga vistiendo la camiseta azulgrana. Echaide parece que hará viaje de ida y vuelta a Huesca, como señalan ya en tierras navarras, y Jokin podría repetir, así como Vega con el que el Huesca ya ha llegado a un acuerdo. El resto parece complicado, si bien Toni ha dejado un buen sabor de boca y dependerá del Celta. El club anunciaba negociaciones con Osasuna, Athletic de Bilbao y Celta para posibles cesiones.

Y de los que tienen contrato el club quiere analizar bien la situación especial de alguno de ellos. Todo irá en función de lo que pueda venir. Como decía el vicepresidente Agustín Lasaosa, será un verano largo de nuevo porque el Huesca tiene que estar atento a muchas cosas, especialmente a los clubes que tienen serios problemas económicos y futbolistas interesantes que podrían salir a última hora y a los que el Huesca les daría una seguridad y garantía.

No solamente la parcela deportiva está sobre la mesa. Con los principales patrocinadores atados, también se negocia con el resto para tener ese respaldo importante que siga haciendo viable el proyecto de la SD Huesca para la próxima temporada.

Comentarios