La Junta de Personal Docente no Universitario rechaza las formas, proceso y modo de implantación de “Escuela 2.0”

IES Pirámide Huesca

La Junta de Personal Docente no Universitaria de la provincia de Huesca ha mostrado su rechazo “las formas, proceso y modo de implantación” del programa “Escuela 2.0”. Esta reacción llega tras la circular enviada a los centros por el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón en la que se dice que es un proyecto “que forzosamente ha de desarrollarse”.

Según esta organización, el docente “no parece ser parte implicada en dicho proceso”, ya que se hace referencia a una estrecha colaboración entre el Ministerio de Educación, las Comunidades Autónomas, empresas tecnológicas informáticas y de comunicación, entidades financieras, editoriales, y empresas de software educativo y las propias familias, pero en ningún momento a los profesores.

Añaden que la implantación de “Escuela 2.0” se hace “sin una previa evaluación por parte del personal docente que finalmente será quien vaya a desarrollar dicho programa”. Entienden por ello que “no se ha negociado, ni si quiera dado lugar a cuestionar el propio fin del programa”, y apuntan que “el único ofrecimiento por parte de la administración ha sido un mero trámite a gestionar por los Centros sobre cuándo acogerse al programa, es decir incorporarse en la fase de iniciación del programa o a posteriori, no dejando margen de decisión a los Centros”.

Además, consideran que esta implantación “está violando la Autonomía de Centros en base a dos documentos avalados por la L.O.E. como son el P.E.C. (Proyecto Educativo de Centro) y la Ley de Gestión de Centros” y afirman que “el procedimiento no parece democrático cuando directamente se salta la Autonomía de Centros”.

Por último señalan la “dependencia tecnológica con Microsoft”, algo que no alcanzan a entender y que va “en detrimento de la aplicación de un software libre, cuya decisión es exclusiva de cada Comunidad Autónoma, no siendo así en otras Comunidades”.

Comentarios