Finaliza la parte práctica del curso de guías de la Ribagorza

Los alumnos que, desde el pasado mes de abril, desarrollaban el curso de guías turísticos organizado por la Comarca de la Ribagorza y la DPH, ya han finalizado sus doscientas horas teóricas. Este jueves, el presidente comarcal, José Franch, clausuraba este curso al que calificaba de “necesario para el territorio”.

Tras superar la parte teórica, ahora los alumnos se enfrentan a 100 horas prácticas que desarrollarán en diferentes puntos de la comarca, como el Monasterio de Obarra, el Museo Casa Paco, Puente de Montañana o la Oficina de Turismo de Graus, durante el verano.

Franch manifestaba lo necesario de un curso como este en la comarca donde se hace imprescindible dar un buen servicio al turista en épocas como ésta. Hablaba de que, en momentos como el actual en los que la nieve y las aguas bravas no atraen a tanta gente por culpa de la crisis, es muy importante ofrecer este tipo de servicios, hasta ahora, poco presente en la Ribagorza, para que los turistas vuelvan.

Iniciaban este curso 20 desempleados, requisito indispensable para realizarlo, y han finalizado 13 (el resto han dejado el curso porque han vuelto a la vida laboral) y, gracias de él, además de tener una herramienta para que, en un futuro, puedan crear un empresa propia relacionada con el turismo, han podido conocer, más de cerca la comarca ya que, durante las clases teóricas, también visitaros diferentes puntos de la Ribagorza.

Una vez finalizado el curso, desde la Agencia de Desarrollo de la Comarca se informará a quienes decidan crear un proyecto de este servicio, sobre todas las ayudas de las que pueden disponer a través de las diferentes instituciones como el INAEM o CEDESOR. Además, se creará una bolsa de trabajo en la Comarca para contar con ellos en caso de que, desde el organismo, necesiten a un guía.

Este curso de Guía Turístico está organizado por la Comarca de La Ribagorza, a través de su Plan de Competitividad Turística, y cofinanciado por el Plan de Competitividad de La Ribagorza y la Diputación Provincial de Huesca.

Comentarios