Comerciantes y hosteleros esperan el fin de las obras en Alfonso el Batallador

Plaza Alfonso El Batallador velador terraza

Hace ya casi dos meses que se iniciaron las obras de peatonalización en la plaza Alfonso el Batallador y el resultado, que ya se empieza a ver, según algunos comerciantes y hosteleros de la zona “está siendo bueno”. Además, desde este colectivo muestran su satisfacción porque las obras no han afectado a todos los establecimientos desde que empezaron los trabajos, sino que las molestias han sido escalonadas.

La mayor parte de la plaza y la calle Espinosa de los Monteros están al descubierto dejando ver la nueva superficie de la zona. Responsables de tiendas instaladas en Alfonso el Batallador apuntan que está quedando, “muy bonita” e incluso se está ganando espacio para el peatón, algo “importante a la hora de que la gente se mueva por el centro”. La parte negativa es que se ha notado un descenso en las ventas desde que empezaron las obras.

Las obras han desarrollado de forma que no se cerrase toda la zona a la vez, con el objetivo de que los bares puedan colocar parte de sus terrazas. Los hosteleros aseguran que sus negocios se están viendo resentidos y esperan que los trabajos acaben lo antes posible.

La primera fase de las obras se ha centrado en la plaza Alfonso el Batallador. En este primer mes, las terrazas se han ubicado en Espinosa de los Monteros y en el tramo de Padre Huesca, que transcurre junto a la plaza.

La segunda fase consiste en adecuar el firme de un tramo de Padre Huesca y de Espinosa de los Monteros. Las obras ya han terminado en Espinosa de los Monteros y, ahora, se centran en Padre Huesca.

El proyecto recoge el control del tránsito de vehículos para lo que se ha previsto la colocación de controles automatizados en el acceso de la calle San Orencio y en la calle San Lorenzo, a base de bolardos hidráulicos.

La idea es que, una vez que se haya finalizado la intervención, toda la zona cobre carácter peatonal, de manera que sólo los vehículos de carga y descarga, a determinadas horas, y los residentes, tengan acceso con sus vehículos.

Comentarios