La Cruz y el Icono de la Jornada Mundial de la Juventud llegarán a Huesca este próximo jueves

Madrid acogerá, del 16 al 21 de agosto la Jornada Mundial de la Juventud, organizada por la Iglesia Católica. Estas jornadas fueron una iniciativa de Juan Pablo II, que quiso invitar a los jóvenes a un compromiso mayor con la Iglesia. Para preparar y animar la participación de los jóvenes de la Diócesis de Huesca, la Cruz y el Icono de la Jornada Mundial de la Juventud estarán en la capital oscense del 16 al 20 de junio.

Se prevé la acogida de la cruz en la Catedral de Huesca, el jueves día 16. Se visitará con ella a los colegios, monasterios y arciprestazgos que lo soliciten, habrá Vigilia de oración con jóvenes, celebración de enfermos, catequesis del Obispo, misa de domingo para jóvenes en la seo oscense y una oración de despedida el día 20.

La Cruz Peregrina es una gran cruz de madera de 3,8 metros, que en 1984, al concluir el Año Santo de la Redención, Juan Pablo II entregó a los jóvenes, instándoles a que la llevaran por el mundo como signo del amor de Jesús a la humanidad. En 2003, al concluir la Misa del Domingo de Ramos, el propio Juan Pablo II regaló una copia del Icono de María "Salus Populi Romani" con el fin de que, juntamente con la Cruz, este icono acompañase las Jornadas Mundiales de la Juventud, como signo de la presencia de María junto a los jóvenes.

Desde la Diócesis de Huesca se asegura que hay muchos testimonios de personas que han experimentado algo muy profundo e intenso cuando se han encontrado con la Cruz y el Icono en los últimos años, percibiendo la presencia del amor de Dios. Añaden que, a través de ellos, muchos jóvenes comprenden mejor el sentido de la Resurrección y algunos encuentran valor para tomar decisiones importantes en relación con el sentido y la orientación de sus vidas.

Comentarios