El equipo de gobierno saliente en Sariñena explica el retraso de las piscinas

“El retraso en la apertura de las piscinas municipales de Sariñena será mínimo, de entre tres y cinco días”. Así lo manifiesta el anterior equipo de gobierno (PSOE), que impulsó el inicio de las obras hace dos meses de un nuevo vaso de 25 metros de longitud. Justifican la demora asegurando que la lluvia ha impedido trabajar en las obras con normalidad y que las instalaciones presentaban un estado deteriorado.

La portavoz socialista, Lorena Canales, explica que gracias a las obras, los sariñenenses van a poder disfrutar de tres vasos este verano: la nueva, que cumple con las dimensiones homologadas, permitirá incluso en un futuro el desarrollo de competiciones oficiales y que estrenará tecnología avanzada para el llenado y el vaciado de la misma; la grande y la pequeña existentes en la actualidad. El problema se haya en la piscina mediana, que no cumple las normativas de Sanidad y va a estar vallada para evitar caídas o accidentes, tal y como explica David Oliván, hasta ahora concejal de deportes en el Ayuntamiento monegrino.

El anterior equipo de gobierno insiste en que el retraso va a ser mínimo teniendo en cuenta la envergadura de las obras y que además no afecta en exceso a los vecinos porque el mismo bono de Sariñena es válido para todas las piscinas de las pedanías que abren este mismo sábado. Tampoco trastornará el comienzo de los cursillos previstos en la capital monegrina para comienzos del mes de julio.

Estas aclaraciones que realiza el equipo socialista, ahora en la oposición, llegan tras las declaraciones del nuevo alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, quien mantuvo una reunión con la empresa adjudicataria para conocer la situación de los trabajos y señaló el retraso de las mismas. Los socialistas por su parte reiteran su deseo de realizar un traspaso de poderes ordenado y sosegado y para ello han previsto varias reuniones para dar las explicaciones oportunas.

Comentarios