Gran asistencia de público a la charla, en Capella, sobre la autopista eléctrica

Vecinos de los ayuntamientos organizadores, y de otros núcleos afectados por el proyecto de autopista eléctrica, entre los que se encontraban varios alcaldes y concejales, participaron en la charla sobre la autopista eléctrica, celebrada en Capella, y organizada por este ayuntamiento y el de Lascuarre con la colaboración de la Plataforma contra la Autopista Eléctrica.

En la charla, además, de informar sobre el trazado y el estudio de impacto ambiental, se repasaba el impacto que esta infraestructura tendría para la comarca de La Ribagorza y, muy en especial, para los municipios de Capella y Lascuarre (y todas las poblaciones de su entorno), Graus (especialmente para sus núcleos agregados de Aguinalíu, Pueyo de Marguillén y La Puebla del Mon) y Tolva (especialmente para el caso de Luzás).

Afirmaban en la charla que, de salir adelante este despropósito, supondría, además de un auténtico desastre medioambiental y un atentado para la salud pública, un grave descalabro económico para el conjunto de la comarca, dado el grave daño que la línea causaría a los principales recursos económicos de la zona y a toda posibilidad de desarrollo futuro.

Todos los asistentes a la charla estuvieron de acuerdo en la necesidad de la máxima unidad, puesto que, consideran que, aunque la amenaza es muy seria y el enemigo muy poderoso, la unión sin fisuras, de toda la comarca, contra este proyecto puede permitir detenerlo.

Se recordaba la necesidad de dotar al movimiento vecinal de una figura jurídica que le dé mayor fuerza, para lo cual, el Ayuntamiento de Capella se ofreció para la creación de un Consorcio, bajo el que se reúnan todas las asociaciones y particulares del territorio afectado que lo deseen.

También se invitaba a participar en la concentración en protesta contra el proyecto de Autopista Eléctrica, que tendrá lugar, este sábado 18 de junio a las 12 horas en la Glorieta de Costa de Graus.

Desde la Plataforma, entienden que la presentación del máximo número de alegaciones posibles y la protesta son las mejores armas que existen en este momento para poner de manifiesto el enorme rechazo social y la enorme indignación que han despertado, entre los afectados, los nuevos planes de REESA, que hipotecan totalmente el futuro de este territorio.

Comentarios