El juez árbitro del TAF falla a favor de la SD Huesca y condena al Real Zaragoza a pagar los 300.000 euros

No solamente el conjunto zaragocista tiene que hacer frente a esa cantidad, sino que además el juez ha decidido que los 300.000 € hay que sumar el IVA y los intereses. Tal y como refleja literalmente el laudo del Tribunal Arbitral del Fútbol: " Los términos del contrato son claros y precisos, derivándose una clara obligación por parte del Real Zaragoza SAD, que no se ha cumplido por esta Entidad, sin atender a su reconocimiento”

En consecuencia, procede:

1. Estimar en demanda de la SD Huesca SAD; en consecuencia, resolver la obligación del Real Zaragoza SAD, de cumplir con el abono de la contraprestación de trescientos mil Euros (300.000€) a la SD Huesca SAD, más el IVA y los intereses legales correspondientes.

2. No hacer expresa imposición de costas, que deberán ser satisfechos por cada una de las partes en cuanto a las suyas propias y las comunes, por mitad."

Además, el texto del laudo no deja lugar a dudas, e incluso manifiesta claramente, como abajo puede leerse, que el Real Zaragoza no ha atendido los reiterados esfuerzos de la SD Huesca, SAD, de conseguir dicho abono, y deja entrever que intentó desvirtuar los claros términos del acuerdo durante el proceso. El texto dice en este sentido: " Los términos de este contrato son perfectamente claros (y como señala el viejo brocardo “in claris non fit interpretatio”) y carece de sentido desvirtuarlos buscando supuestas intenciones diferentes de las partes que, al menos el que suscribe, no es capaz de encontrar y cuya formulación puede conducir a resultados absurdos, como acabamos de ver. El tenor de la cláusula sólo condiciona el abono por el Real Zaragoza de la referida “contraprestación” a la “previa presentación de la correspondiente factura, al finalizar la temporada deportiva 2009/2010…” y parece fuera de dudas que el Real Zaragoza no ha atendido los reiterados esfuerzos de la SD Huesca, SAD, de conseguir dicho abono. Incluso, según resulta de todo lo actuado, que el Real Zaragoza no acepta su obligación de cumplir con la citada obligación, contenida en el apartado d) de la Estipulación Segunda del Convenio de Colaboración de 17 de julio de 2009."

Es por ello que con esta resolución, y tras más de un año en el que la SD Huesca no ha tenido la posibilidad de sentarse a negociar un acuerdo entre ambas Entidades dada la absoluta negativa por parte del Real Zaragoza, la Sociedad Deportiva Huesca ve como el organismo competente para resolver este asunto le da la razón, y condena al Real Zaragoza a pagar a la Sociedad Deportiva Huesca la cantidad íntegra que estipula el convenio, además de los intereses de demora.

Dado que con cierta extrañeza, la SD Huesca no ha visto su nombre dentro de la lista de acreedores del Real Zaragoza, según las informaciones aparecidas en los diferentes medios de comunicación a lo largo de estos últimos días, en breve contactará con los administradores concursales designados en el concurso de acreedores del Real Zaragoza, para remitirles el laudo del TAF, y que tomen las disposiciones oportunas para que la SD Huesca sea ya también de facto un acreedor más, en virtud de su derecho a reclamar lo que legalmente le corresponde.

La SD Huesca y su asesoría jurídica continuarán realizando los pasos necesarios en este sentido para salvaguardar los intereses del club azulgrana, y le duele realmente tener que haber llegado a este extremo, el único posible dadas las nulas intenciones de la otra parte, para resolver este asunto entre dos Entidades de la misma Comunidad.

Comentarios