Sabiñánigo volcada con la Quebrantahuesos

Quebrantahuesos ciclistas ciclismo salida

Sabiñánigo ha vivido unas intensas jornadas con la celebración un año más de una prueba deportiva que ha superado todos los retos y que sigue siendo todo un ejemplo de organización. Se ha movilizado a 9.000 cicloturistas, además de casi 1.000 voluntarios que hacen posible su celebración, así como un gran despliegue logístico de avituallamientos con un operativo de tráfico y sanitario y de comunicaciones que pone a prueba la capacidad organizativa de la Peña Ciclista Edelweis.

Desde los empresarios del Alto Gállego, su presidente, Alberto Larrosa, ha destacado la atracción que tiene esta actividad social-deportiva para este territorio y que después de su celebración es necesario el hablar con la Peña Ciclista Edelweis, para los posibles proyectos que tiene de cara a romper la estacionalidad en el turismo en diferentes meses del año, con posibles nuevas acciones.

En esta edición de nuevo se ha contado con el respaldo de los serrableses que durante toda la semana han vivido con intensidad los preparativos para acoger este sábado la gran fiesta del cicloturismo con la que todo el mundo se siente identificado. La Quebrantahuesos ha traspasado todas las fronteras y buen ejemplo de ello es la participación de ciclistas de 24 países y de toda España.

El subdelegado del Gobierno, Ramón Zapatero, ha disfrutado de la experiencia de participar más directamente en la cicloturista, en el coche de cabeza de la organización, junto al presidente de la Peña Ciclista Edelweis, Fernado Escartín. Ha resaltado el trabajo de sus organizadores, el número de voluntarios y la labor que llevan a cabo la Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil del Alto Gállego, junto a los gendarmes, no solamente este sábado si no antes del evento en reuniones preparatorias.

Los homenajes sirven para tener ese recuerdo con la gente que hace grande la Quebrantahuesos y que permite llegar más allá de lo que es una prueba deportiva en la que hay muchos retos individuales y personales que se hacen realidad en esta jornada.

Fernando Escartín, a las dos de la tarde, mostraba su satisfacción del trabajo y esfuerzo realizado. Y volvía a precisar y destacar la fuerza de los cerca de 900 voluntarios, que son el capital de la Quebrantahuesos, que junto a la masa social de la peña son la base de este proyecto. Resaltando que " aunque se trabaje en buscar otras colaboraciones y aportaciones para mejorar o llevar a cabo futuros proyectos, la Quebrantahuesos es de Sabiñánigo, de sus voluntarios y de la peña ciclista."

Tanto los responsables políticos como sociales reconocen que Sabiñánigo no sería igual sin esta prueba deportiva que acerca a más de 20.000 personas a la capital serrablesa durante estos días y que permite pasear su nombre por todo el mundo. Es verdaderamente increíble ver como toda la comarca se vuelca en ella y la repercusión económica y la promoción que supone esta marcha cicloturista.

La Peña Ciclista Edelweis sigue marcándose también nuevos retos y entre ellos están la celebración de más pruebas que acompañen a la Quebrantahuesos a lo largo del año y que complementen una auténtica oferta deportiva y turística para la zona.

Comentarios