Circo y chuches para finalizar el curso en Graus

Los más pequeños de Graus ya cuentan las horas para recibir su papelón. Se trata de una tradición grausina muy esperada ya que, al fin de las clases, se le une la entrega de este papelón, que no es otra cosa que una bolsa llena de chucherías que, sin duda alguna, sirve para endulzar el último día de cole. Para que el día sea redondo, los niños del colegio Joaquín Costa de Graus podrán disfrutar del espectáculo circense de la Compañía Azeïn.

No hay mejor combinación para dar la bienvenida a las vacaciones que la unión entre dulces y circo. De ello van a disfrutar los niños de Graus, este martes, en su fiesta de fin de curso.

Un año más, recibirán, de la mano de la corporación municipal, el tradicional papelón. Una bolsa llena de chucherías que, a pesar de haber cambiado su contenido, primero era dinero y después galletas o magdalenas, conserva su misma apariencia porque se sigue cubriendo con papel de seda.

Serán cerca de 300 los niños que recogerán este regalo y que disfrutarán de la actuación del la compañía Azeïn que, en estos momentos, se encuentra realizando una residencia artística en Graus.

Ellos serán los encargados de trasladar a los niños hasta el mundo del circo a través de su espectáculo con un trapecio en el que realizan mil y una acrobacias.

Así se pondrá el punto y final al curso 2010 – 2011 del Colegio Público Joaquín Costa de Graus que abrirá sus puertas, de nueve, el día siguiente, para dar la bienvenida a los niños de le Escuela de verano.

Comentarios