Problemas de financiación vuelven a alejar a los vecinos de Zacarías Martínez de sus casas

Este martes, los ocho propietarios del edificio número 20 de la calle Zacarías Martínez mantenían una reunión para estudiar cómo afrontar los gastos derivados de la reconstrucción del inmueble. La compañía aseguradora de la comunidad dice que ha cumplido con su parte y que, ahora, deben ser los seguros privados los que se hagan cargo de lo que falta. Los propietarios de los pisos de la tercera y cuarta plantas tienen que abonar, cada uno, 30.000 euros para que sus viviendas puedan terminarse. Esperan que los seguros privados adelanten el dinero para poder continuar con las obras.

La compañía del seguro de la comunidad ha afrontado los gastos de la primera fase de las obras, centradas en el exterior del inmueble. Sin embargo, los trabajos se han paralizado, ahora en el interior. La aseguradora ha dicho a los vecinos, que deben ser sus seguros privados, los que se hagan cargo de los trabajos que faltan, que consisten en la reconstrucción de las escaleras y en las acometidas de luz y agua.

De todas formas, un portavoz de los vecinos asegura que les han explicado que es necesario que los propietarios, de la tercera y cuarta planta, dispongan de 30.000 euros para que sus casas puedan acabarse en condiciones.

El aspecto exterior del edificio ha recobrado ya su aspecto, la constructora encargada del proyecto ha finalizado la estructura, el tejado y el cerramiento exterior del edificio, y se han tenido que levantar los dos últimos pisos, desaparecidos tras la explosión. Pero queda todo el trabajo interior: fontanería, electricidad, paredes, escalera… algo que ahora tendrá que esperar a falta del dinero que se necesitan para reiniciar las obras.

Antes de este gran imprevisto, se esperaba que los vecinos pudieran volver a sus casas en septiembre, ya que las obras comenzaron en diciembre de 2010 y tenían un plazo de ejecución de 10 meses, pero estos no ven ya la luz al final de este largo túnel.

Comentarios