La tarjeta amiga del comercio de Monzón ya la poseen 2000 personas

La tarjeta de fidelización del comercio de Monzón, conocida como la tarjeta amiga, ya se encuentra operativa para 38 comercios. Un total de 2000 solicitantes ya han recibido la misma en sus domicilios y en los próximos días se llegará a más de 3000 como explica Miguel Hernández gerente de la Asociación.

Se espera alcanzar los 60 comercios antes de fin de año ya que es una tarjeta muy sencilla y con múltiples ventajas.

Por otra parte, Miguel Hernández animaba a comprar en las rebajas de verano, ya que son más rebajadas que en otros años y de gran calidad.

Asimismo destaca las ventajas del comercio de proximidad a la hora, por ejemplo, de hacer un cambio.

La Asociación recuerda que dentro de este período oficial, cada comerciante puede fijar libremente las fechas de rebajas de su establecimiento, con una duración mínima de una semana y máxima de dos meses, según recuerda la Unión de Consumidores de Aragón, en un comunicado.

Los comerciantes, como forma de capear la crisis, hace meses que están bajando precios. En este contexto han proliferado promociones, descuentos, ofertas o precios reducidos que no pueden denominarse rebajas. .

"Las rebajas son descuentos que se producen durante un periodo delimitado de tiempo, sobre artículos de temporada que han estado a la venta como mínimo un mes antes, que se aplican prácticamente a la totalidad de los artículos de un comercio y que están regulados por unas normas determinadas", señala la UCA, al tiempo que recuerda que hay que diferenciar entre descuentos-ofertas-promociones y rebajas "Las ofertas, los descuentos, el 2x1 o las compra+regalo son promociones de venta legales y lícitas, que no hay que confundir con las rebajas",indica .

Una de las principales diferencias entre ambos términos es que, "mientras que puede haber ofertas y promociones durante todo el año que se apliquen a productos determinados, las rebajas se concretan en dos periodos anuales, de dos meses cada uno, fijados por la cada comunidad autónoma, y afectan a la práctica totalidad de los productos del comercio “. .

Otra norma específica de las rebajas es que los productos están sujetos a las mismas condiciones de compra que durante el resto del año. "Es decir -aclara la UCA-, la misma calidad, las mismas condiciones de pago e idénticas políticas de devolución".

Las reclamaciones más habituales de los consumidores en rebajas son por las devoluciones. "Cuando entramos a una tienda a comprar, esté o no de rebajas, tenemos que tener en cuenta que, por ley, no existe obligación en ningún establecimiento de cambiar un artículo por otro o de devolver el dinero o de dar un vale de cambio, cuando está en perfectas condiciones de uso".

Existe la obligación de cambiar un producto o devolver el dinero, cuando es defectuoso o está roto o estropeado; cuando no se ajusta a las características descritas; cuando no sirve para el uso al que ordinariamente se destina o, si se lo hemos indicado manifiestamente al vendedor, que no sea apto para el uso especial que pretendemos darle, y, naturalmente, si el producto es defectuoso o está estropeado. (La dificultad en este último supuesto es que hay que demostrarlo); y cuando el establecimiento publicita, según su política comercial que acepta cambios o devoluciones. (Si durante el año un establecimiento anuncia que admite devoluciones, tendrá que aceptarlas también en época de rebajas).

Comentarios