Ramiro II y Alfonso I descansan de nuevo en la Iglesia de San Pedro el Viejo

Bajo la solemnidad del románico aragonés, y en un enclave tan importante para la ciudad de Huesca como es la Iglesia de San Pedro el Viejo, “la joya de la corona” de la capital altoaragonesa, los restos de Ramiro II y Alfonso I eran reinhumados en un acto que unía el pasado con el presente: la historia de los Reyes de Aragón y la restauración de diferentes espacios de este edificio con las técnicas más novedosas del momento.

Casi un año después de la fecha que, en un principio, se había establecido para este acto, los restos de estos dos reyes aragoneses volvían a San Pedro el Viejo, reafirmando así la funcionalidad de “guardián del pasado dinástico de la Corona de Aragón” de esta Iglesia.

En abril de 2009, los restos fueron trasladados a la Cátedra de Medicina Legal de la Universidad de Zaragoza para conocer más en profundidad las características de ambos y reafirmar su identidad. Mª Begoña Martínez, Catedrática de Medicina Legal y Forense y directora del proyecto “Estudio genético y antropológico de los reyes privativos de Aragón”, aseguraba que los estudios realizados confirman en ambos casos que son Ramiro II “el Monje” y Alfonso I “el Batallador” los que, desde este viernes, descansan de nuevo en el panteón real de San Pedro el Viejo.

En este acto también se destacaba la capacidad que ha tenido la ciudad de Huesca para conservar estos restos, gracias a lo cual se ha podido confirmar las identidades de ambos reyes. En este sentido, se ha creado un archivo digital permanente que permitirá a todos los investigadores estudiar estos esqueletos y muestras y así, no molestar “a nuestros monarcas en su reposo eterno”.

Restauración de San Pedro el Viejo

Al finalizar este acto, las autoridades visitaban las labores de restauración realizadas en la Iglesia. La primera actuación se llevó a cabo en el claustro y la capilla de San Bartolomé (Panteón Real) y consitió en la reparación de las cubiertas. Obras que fueron cofinanciadas entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Fomentó a través de un convenio del Programa 1% Cultural.

Además, el año pasado se procedió a la restauración de las capillas de los santos Justo y Pastor y del Carmen, también a través de un convenio del Programa 1% Cultural con el Ministerio de Fomento.

Comentarios