El BM Huesca pendiente de cumplimentar su entrada en ASOBAL

Hasta el viernes día 1 de julio, el Club Balonmano Huesca sigue trabajando en cerrar la cantidad de unos 100.000 € que necesita para hacer frente al fondo patrimonial que exige la Liga ASOBAL y entrar como accionista de pleno derecho en la liga. Una batalla que no está cerrada todavía, como se comenta desde el club, cuando queda menos de una semana. Ese es ahora el principal objetivo y para ello se está pendiente de recibir las cantidades económicas que todavía adeudan algunas instituciones y que son fundamentales para dar ese paso.

Mientras tanto, la campaña de socios ha arrancado con fuerza y ya se supera el centenar de socios en poco más de un día. Recordamos que la primera fase está abierta hasta el 15 de julio. Los precios van de 130 € el carné de abonado a los 300 de empresa y 500 € el socio protector. Los jubilados 90 € y los junior 50 e infantiles 10 €. Precios asequibles para intentar captar al mayor número de seguidores posibles de cara a la próxima temporada. Los aficionados que lo deseen pueden retirar su carné en el nuevo local habilitado en la calle Pedro I de Aragón nº 4 (Esquina calle Amistad).

En lo deportivo, la situación está más o menos controlada a falta de dar oficialidad algunas renovaciones y fichajes. En estos momentos el BM Huesca cuenta con siete jugadores confirmados para la campaña que viene. A los renovados Bartolomé, Bertos, Alex Álvarez, Ancizu, Julio Rodríguez y Escribano hay que sumar a Víctor Tremps, fichado de Toledo.

El Club Balonmano Huesca sigue pendiente de la continuidad de otros jugadores como Ibai Cano, Emilio Esteban o Carlos Grau y también de cerrar algunas de las gestiones abiertas para fichajes. En este caso se da casi por seguro que Federico Vieyra, que proviene del Torrevieja, jugará en Huesca.

Además se está trabajando también en la pretemporada y partidos amistosos que disputarán los de Nolasco antes de iniciar la liga y donde destaca el que se jugará ante el FC Barcelona en la localidad catalana de Malgrat.

Comentarios